La Justicia da un varapalo a la Universitat Autònoma de Barcelona por marginar a Joves de Societat Civil Catalana

PIntada contra Societat Civil Catalana en la UAB

El Juzgado de la Contencioso-Administrativo número 7 de Barcelona ha dictado un auto de medidas cautelares que obliga a la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB) a inscribir provisionalmente a la Agrupación de Jóvenes de Societat Civil Catalana de la UAB (Joves SCC-UAB) en el directorio de colectivos de esta Universidad.

El tribunal considera que su exclusión podría vulnerar los derechos fundamentales alegados por los jóvenes estudiantes en el escrito de interposición del recurso, especialmente a la libertad ideológica y de expresión.

El conflicto judicial se desencadenó el pasado 15 de marzo cuando varios miembros de Joves SCC-UAB presentaron un recurso contencioso- administrativo contra la UAB  por vulneración de derechos fundamentales, al negarles la Universidad su incripción en el directorio de colectivos del Campus de Bellaterra.

Joves SCC-UAB había solicitado su inclusión en el citado directorio en octubre de 2017 y la Rectora de la UAB, Margarita Arboix, denegó su inclusión por resolución de 1 de marzo de 2018.

La razón fundamental en la que se basa la no incorporación del colectivo es que, a juicio de la Rectora, existen evidencias que ponen de manifiesto una acción continuada de Joves SCC-UAB que perjudica la imagen de la UAB y de sus órganos de gobierno y que los estudiantes faltan a la verdad e incumplen el deber que tienen como universitarios de respetar la institución donde cursan sus estudios.

El recurso planteado por Joves SCC-UAB destaca que lo que se ha penado con su exclusión del referido directorio son sus pronunciamientos públicos, críticos con la actuación de la Universidad, en relación con la ausencia de condenas expresas  por parte del Rectorado de la UAB de las agresiones que han sufrido reiteradamente por parte de grupos de radicales separatistas en el campus; así como las declaraciones políticas que el equipo de gobierno de esta Universidad ha ido realizando en relación con el denominado procés.

El expediente administrativo aportado por la UAB en el proceso judicial revela un seguimiento exhaustivo y minucioso de todas las actividades públicas de Joves SCC-UAB en redes sociales y medios de comunicación, tanto escritos como audiovisuales.

Con ese seguimiento ha quedado demostrado que lo que pretendía el Equipo de Gobierno de esta Universidad era dar un “escarmiento” a los estudiantes por su actitud crítica con la institución. De hecho, se llegó a condicionar la inclusión en el directorio a que Joves SCC-UAB modificaran de forma sustancial “su línea de comunicación pública a través de las redes sociales”.

A juicio de los recurrentes, la Universidad pretendía limitar con ese tipo de condicionantes la libertad ideológica y de expresión del colectivo de Joves SCC-UAB.

El auto judical cercena de raíz esa pretensión y les habilita para  disfrutar de los derechos y obligaciones que tienen los colectivos de carácter asociativo registrados en la UAB.

De hecho, son más de ochenta los actualmente inscritos y pueden desarrollar con normalidad sus actividades en el campus. Con una excepción: Joves SCC-UAB.

Por ello, Joves SCC-UAB reclama disfrutar también de esa normalidad y, una vez regularizada su inscripción en el directorio, anuncia que celebrará próximamente un acto sobre “Neutralidad institucional y libertad ideológica”, en el que se reivindicará el derecho que tienen los colectivos universitarios de cuestionar, entre otras cosas, lo que consideran un grave problema de falta de neutralidad institucional en relación con el proceso secesionista.

Ante estos hechos, SCC quiere manifestar una vez más su radical condena a la persecución ideológica que sufren estos estudiantes en el Campus de Bellaterra por parte de grupos de radicales separatistas, que este viernes destrozaron la sucursal del Banco de Santander a plena luz del día.

A la vez, esta entidad considera “incomprensible” y lamenta “profundamente que el Rectorado de la UAB, en vez de darles protección, haya optado por afianzar la infame campaña de recogida de firmas promovida la pasada primavera por la denominada “Plataforma Antifascista de la UAB” para que Joves SCC-UAB cese su actividad en el Campus de Bellaterra”.

SCC considera esencial para la recuperación de la convivencia en Cataluña que “la voz de los no nacionalistas pueda expresarse sin sobresaltos y mucho más en el ámbito universitario. Por ello pone en especial valor la labor que, contra viento y marea, vienen desarrollando los estudiantes que forman parte de la entidad a los que reitera su apoyo incondicional”.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo