La imaginación númerica de los secesionistas

Los secesionistas son muy amantes de las grandes cifras. Hablan de millones de manifestantes en sus concentraciones del 11 de septiembre, de docenas de miles de ciudadanos acompañando a Artur Mas y su séquito en su comparecencia ante los tribunales, de un 80 % de apoyo de los catalanes a la celebración de un referéndum. Siempre exagerando, siempre mintiendo, siempre hinchando los números para sus fines propagandísticos.

Pero al final la verdad se impone. La gran mayoría ciudadana que iba a arrastrar a Cataluña hacia la secesión no se consiguió ni en el simulacro del 9N, a pesar de las peculiaridades en el censo, ni en las elecciones autonómicas que convirtieron en plebiscitarias. Y este domingo volvieron a fracasar al convocar a unos pocos miles de ciudadanos en Montjuïc en lo que querían que fuera un gran clamor a favor de la consulta ilegal.

El 80 % es un camelo más. No tienen la mayoría social, solo tienen mucho dinero público que invierten en propaganda para manipular a la ciudadanía. Urge ya ganarles las elecciones para evitar que sigan dilapidando el dinero de todos en propagar su ideología del rencor y la división. Y un mensaje para Pep Guardiola: España no es un Estado autoritario, como aseguró el domingo en Montjuïc. Catar, a cuyo gobierno elogió, sí lo es. Un baldón más para un deportista que cuando se mete en política demuestra que pierde los papeles.


Si quiere colaborar para que elCatalán.es sea un diario digital que defienda a la Cataluña real, aquí tiene la información de la campaña de crowdfunding.

 


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo