Guardias civiles piden ‘amparo’ a Unicef ante la “humillación” a sus hijos en Cataluña

La Guardia Civil ejerciendo su trabajo durante el 1 de octubre

La Asociación Pro Guardia Civil (Aprogc) ha enviado una carta a Unicef en la que le pide que salga en defensa de los hijos del cuerpo que están sufriendo “acoso y humillación” en Cataluña por parte del independentismo, al entender que las administraciones públicas con competencias en materia de infancia en España “no lo están haciendo como debieran”. Así lo hemos podido leer en El Independiente.

La asociación pide a la agencia de las Naciones Unidas que “alce su voz” en la defensa de los hijos de los guardias civiles que están destinados en esta comunidad por la “humillación” a la que están siendo sometidos los menores a raíz de la celebración del referéndum de autodeterminación del pasado 1-O.

“Nos parece alarmante el acoso y la humillación continua a la que están siendo sometidos desde hace tiempo: escraches en sus casas, pintadas, ser señalados en sus aulas por aquellas personas que tienen la obligación de la formación humana e intelectual… Todo ello por el único motivo de la condición de guardias civiles de sus padres, que, no se olvide, son servidores públicos con el mandato de garantizar las libertades de todos los ciudadanos y de hacer cumplir las leyes y las disposiciones de los tribunales de justicia”, expone el presidente de Aprogc, Fernando Ramírez, quien llega a comparar la situación con la que se vivió con el “régimen nazi en Alemania” y la “guerra de los Balcanes”.


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo