Gran Hotel Abismo

Cien años hace ya de la Revolución de Octubre, los revolucionarios del Este, viejas terminologías, que parecen que no existieron nunca. Cruentos cambios sociales, brutales y sangrientos, al final fallidos. Sin sonrisas hipócritas. Uno de los intelectuales orgánicos del comunismo y también sutilmente uno de sus primeros críticos, el húngaro György Lukács, escribió un amplio articulo denominado “Gran Hotel Abismo”, dedicado a todos aquellos críticos, polítiquillos y revolucionarios de salón que se alojaban en el abismo del radicalismo subvencionado, pero que en el fondo servían a los intereses de la burguesía.

Algunas frases cogidas muy al vuelo de su texto “El asalto a la razón” de 1954: Sitúa a esos revolucionarios “… del confort material, por supuesto relativo, que la burguesía parasitaria…”, apostillando después que, “este confort material, su austeridad e inseguridad en comparación con aquello que la burguesía ofrece a sus alcahuetes ideológicos directos…”, ”refuerza la ilusión de la independencia respecto de la burguesía, de estar por encima de las clases, la ilusión del propio heroísmo, de la propia disposición para el sacrificio…”.

¿Por qué me habrá venido esto a la mente?

Es grave suspender algunas Instituciones catalanas con el art.155, también lo es haber  partido en dos a un niño, como una pérfida madrastra (la alegoría del Juicio de Salomón no es mía); una Catalunya partida en dos pueblos, que se observan con desconfianza, mientras que se ocupan los cargos sin gobernar, amancebados en mensajes de odio hacia los que te pagan el sueldo.

No me digan ustedes que la cosa no tiene un poco de opera bufa: un jefe de la policía, sin el glamour de apellidos ’empordanesos’, obediente a sus amos, más que a las leyes; un presidente que iba a declarar la independencia desdiciéndose; los “responsables” pasmados de la Conselleria Económica cuando los bancos ubican sus históricas sedes catalanas en Madrid, Valencia o Mallorca; agitadores de Levi’s y aspecto de enclenque motero ‘hipters’; fundaciones creadas al amparo del franquismo, por empresarios burguesillos, ahora van de la mano de radicales ácratas con estética neo-hippie o punk, ojo pero ropa de calidad, a ser posible Desigual o Mango…

Pero en este caso el tiempo no es relativista, aunque para nosotros pasa lento, en el resto del mundo sigue su paso, firme, rápido e  inexorable, dónde nadie nos espera, dónde cada día más lo inaudito del lío catalán se convierte en una cosa ridícula a olvidar. Nadie espera nuestros mensajes gloriosos.

Estamos instalados en la cotidianeidad de lo extraño. En la relatividad del momento.

Se habla de refilón de las salidas en puentes, de los planes de ‘Castanyada’ o Halloween, muy poco de Navidad. Todo parece suspendido en una nada extraña, en una especie de abismo dónde se cae muy lentamente. Aunque el Gran Hotel Abismo empieza a quedar atrás. Ya notamos que es una caída: Los bancos trasladan sus cerebros fuera de Catalunya, otras grandes empresas también, proyectos emblemáticos para Barcelona se alejan o no vendrán jamás, pequeñas y medianas empresas hacen expediente de regulación de empleo, la gente saca mucho dinero en metálico, hay excesivas colas en algunos supermercados… Todo se niega, como aquel enfermero que mira hacia otro lado, mientras que suministra paliativos a su maltrecho paciente.

Todo se niega, mientras seguimos cayendo.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.