Entrevista a Pilar Castellanos (SCC Madrid): “Unidos somos más, y más fuertes”

Pilar Castellanos

Pilar Castellanos es presidenta de la agrupación de la entidad constitucionalista Societat Civil Catalana en Madrid.

Es usted presidenta de la agrupación de SCC en Madrid. ¿Cuál es el principal objetivo de la entidad?

Conseguir que la sociedad madrileña entienda cuál es la situación que se vive en Cataluña. A veces tenemos la sensación de que aquí, que es donde en definitiva radica el verdadero poder, no hay auténtica conciencia de la gravedad del desafío, y de que este subsiste. La sociedad civil, las instituciones de la sociedad madrileña permanecen, o así nos parece, en cierta medida ajena a la amenaza de un problema que sí, desde luego, es entre catalanes, pero que afecta a la subsistencia misma del estado y de la democracia española.

El 8 de octubre del 2017, con la manifestación convocada por SCC, Barcelona se tiñó de solidaridad, de esperanza, del grito de no estáis solos. Ese día permanecerá en la memoria de todos. El despertar que recorrió España tenemos que mantenerlo vivo desde Madrid, escuchando distintas voces, diferentes sensibilidades y rompiendo mitos que históricamente nos han hecho tanto daño.

¿Cala el mensaje de SCC en la sociedad madrileña?

Es difícil. Por la distancia, de una parte: el problema catalán parece distinto y distante, que decía aquel, cuando en realidad constituye una muy seria amenaza para la supervivencia de la propia nación española. Queremos difundir entre la sociedad madrileña la realidad silenciada de que hay otra Cataluña, y otros catalanes, distinta a la del permanente conflicto, la eterna reivindicación, el inagotable victimismo y la arrogancia supremacista.

Una Cataluña, y unos catalanes, que es leal, comprometida, con iniciativa y quiere estar implicada en el ilusionante proyecto de una España unida que pisa fuerte en Europa. De tan elemental como resulta, acaba siendo difícil de explicar y de entender. Cuesta que los madrileños entiendan que su implicación es necesaria, vital. No se trata, si me permites, de que nos digan que “queremos mucho a los catalanes”. No, hay que combatir e implicarse, y eso nos está costando, pero poco a poco vamos abriendo las mentes en ese sentido.

Queremos contagiar la ilusión que nos mueve a todos nosotros, la esperanza y la seguridad de que estamos en el camino, que es posible y lo vamos a conseguir.

¿Cómo se ve desde Madrid la situación en Cataluña?

Con preocupación. Es cierto que el proceso judicial ante el Supremo, desarrollado por otra parte de forma modélica, ha frenado en seco momentáneamente la vía unilateral. Pero no podemos olvidar que en Cataluña sigue habiendo toda una administración con ingentes recursos volcada a tiempo completo en trabajar por la independencia. Todos sus organismos, todos sus medios, todos sus departamentos y mensajes siguen orientados a ese propósito.

Es evidente que el separatismo no tiene la mayoría social, pero lo cierto es que controla todos los resortes del poder económico, político, social y mediático, que ostenta un poder desproporcionado para el peso social que tiene. La amenaza permanece totalmente vigente. Por lo tanto, nuestra preocupación es grande, sobre todo ante la eventualidad de que los gobiernos de Madrid tengan que recurrir al apoyo, nunca gratuito, de los partidos separatistas.

¿Tienen relación con otras entidades cívicas?

Hacemos lo posible por mantenernos en contacto con todas aquellas entidades que compartan esta preocupación, desde la transversalidad más absoluta, porque no es una cuestión de izquierdas y derechas. En Cataluña hace tiempo que la línea del frente, si se me permite la expresión bélica probablemente inadecuada, no pasa entre la derecha y la izquierda, sino entre la lealtad constitucional y el ataque a la democracia y la soberanía nacional. En esta lucha nos sentimos cómodos con cualquier entidad que comparta esta visión.

¿Qué proyectos tienen para los próximos meses?

Perseverar en la labor de difundir, divulgar y comunicar la realidad social y política catalana no separatista entre todos aquellos colectivos e instituciones a los que podamos tener acceso. Ayudar a difundir las iniciativas de otros en este terreno presentando libros, organizando conferencias, actos… Es una labor lenta y poco vistosa, y no da resultados inmediatos. Es una lluvia fina en un terreno que está muy seco, sobre todo por la distancia que lo hace ver todo como lejano y solo relativamente preocupante. Necesitamos de los medios de comunicación para difundir nuestras ideas y nuestros actos, y en ese sentido agradezco profundamente la oportunidad que me dais de asomarme a vuestra páginas.

¿Cómo pueden ponerse en contacto con SCC Madrid los que deseen colaborar?

Tenemos dos correos electrónicos donde pueden dirigirse:

SCC necesita la ayuda de todos, es importante cualquier colaboración, desde ser voluntario en los  actos que organicemos, asistir a nuestras convocatorias, ser transmisor de la defensa de concordia y unidad, proporcionar medios, darnos publicidad… Necesitamos mantener la corriente de solidaridad entre todos los pueblos de España y hacerla llegar hasta el rincón más pequeño.

Unidos somos más, más fuertes y nos acompaña la razón, la verdad y el sentimiento. Es hora de romper esa burbuja artificial donde el oxígeno y la realidad se han sustituido por adoctrinamiento, manipulación y odio. Pasarán años, será difícil, pero poco a poco se reconstituirán sentimientos, se encauzará la frustración producida por el espejismo separatista y volveremos a caminar unidos.

Cataluña retornará a ser esa gran tierra de acogida, moderna, trabajadora, motor económico y social, con la mirada en el futuro, un futuro optimista, esperanzador. Seguro…

Por Sergio Fidalgo


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.