El giro oportunista de Ada Colau

Algo se está moviendo en el entorno de Ada Colau para que de repente esté asumiendo posiciones que hace unas semanas parecían imposibles para unos ‘comunes’ que habían decidido abrazar con descaro el secesionismo y eran la muleta de los partidos separatistas.

El carácter xenófobo de Quim Torra ha llevado a Colau a desmarcarse del actual presidente de la Generalitat, se supone que con la intención de hacerse perdonar por parte de su electorado los continuos servicios que el Ayuntamiento que dirige ha prestado a la causa separatista y los desplantes a los partidos y entidades constitucionalistas.

La intención de alejarse de un gobierno autonómico que huele a supremacismo se confirma con la interesante decisión por parte del consistorio barcelonés de aceptar que en las calles de la capital catalana se puedan instalar pantallas gigantes para que se pueden seguir los partidos de la selección española en el Mundial.

El permiso es para las semifinales y la final, pero basta recordar que en el anterior Mundial la entidad que intentó montarlas, Barcelona con la Selección, fue acosada y multada por el Ayuntamiento de Barcelona por haber instalado una pantalla en Plaza Cataluña.

Colau ha decidido hacerse la “simpática” con el constitucionalismo. Las elecciones municipales serán en un año y los apoyos de los ‘comunes’ están bajo mínimos. Toca remontar y toca hacer gestos con los que, hasta ayer, despreciaba.


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en la web de El Corte Inglés y en la tienda on line de La Casa del Libro. Y ‘El hijo de la africana’, de Pau Guix, en este enlace de la tienda de El Corte Inglés.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo