El Departament d’Agricultura ofende a millones de catalanes que piensan que España es una democracia

Unas dependencias de la Consejería de Agricultura de la Generalitat en Barcelona, en la Gran Vía, están llenas de proclamas y de pancartas ofensivas hacia los millones de catalanes que piensan que España es una democracia en la que no hay presos políticos.

Estas oficinas públicas, en vez de mantener la neutralidad que deberían mantener las administraciones, muestran en su puerta de acceso y en la fachada propaganda separatista.

Esta es una forma de decir por parte de sus dirigentes políticos a los millones de catalanes no secesionistas que con sus impuestos les pagan el sueldo un claro “sois ciudadanos de segunda y no sois bienvenidos”, muy en la línea de los artículos y tuits supremacistas que el presidente Torra escribió hace unos años.

Estas fotografías son del 18 de junio de 2018 y demuestran la nula voluntad de Junts per Catalunya y Esquerra Republicana de aligerar la tensión política que está destruyendo a la sociedad catalana.

Las pancartas aseguran que se “ha de respetar la voluntad del pueblo catalán” para exigir la “libertad de los presos políticos”. Queda claro que “ellos”, los secesionistas, son “el pueblo catalán” y el resto de catalanes no existen.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo