De medicamentos y esteladas

Todo un ejemplo a seguir y la prueba de que los políticos, a veces, son capaces de dejar de mirarse el ombligo y remar juntos por el bien común, al margen de siglas. Nos referimos al trabajo que están haciendo Dolors Monserrat, Toni Comín y Jaume Collboni, tres administraciones diferentes, tres formaciones políticas diferentes que se unen para que Barcelona pueda acoger la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Hasta aquí nuestro aplauso.

Lo que no nos gusta es que hayan vendido la piel del oso antes de cazarlo. La oferta de Barcelona es excepcional, pero hay mucha y muy buena competencia. Por eso no nos gusta cuando Comín afirma que la EMA solo seguirá siendo lo que es si viene a Barcelona, ya que la mayoría de sus trabajadores así lo quieren. La EMA seguirá siendo lo que es mientras siga realizando el trabajo que realiza, así de simple. No hagamos trampas y no usemos a sus trabajadores. Eso es retrotraerse a la España de sol, playa y sangría. Evidentemente la ciudad condal es un buen destino y puede atraer a muchos europeos, pero seamos profesionales, presentemos la mejor oferta y dejemos atrás esos tics paletos. Por muy buen clima que tenga Cataluña, Eurodisney se instaló en Francia, aprendamos del pasado.

En este asunto debemos ser serios y realistas. Exijamos a nuestros representantes que no obvien el mayor escollo que tiene Barcelona que es, por supuesto, la deriva secesionista. Se le puede, e incluso, se le debe quitar hierro, pero no hacer como si no existiese este problema.

Se debe explicar que Cataluña seguirá siendo España y no retorcer la realidad como hace el Conseller de Sanitat. En concreto, el pasado 1 de agosto, en la emisora de radio Rac1 , hizo unas declaraciones sonrojantes. Afirmó que el 1 de octubre no es un problema porque anteriormente la EMA estaba en Gran Bretaña que aceptó un referéndum para Escocia. ¿Pero qué tiene que ver una cosa con la otra?

Señor Comín, ese es un ejemplo torticero. Un ejemplo más certero sería si España aprobase el referéndum para Cataluña mientras la EMA ya estuviese en España, pero no en una ciudad catalana. Ese sería el ejemplo correcto. Recuerde que Londres ya no es sede de la EMA por culpa del Brexit y que aunque una hipotética Cataluña independiente seguiría, por supuesto, perteneciendo al continente europeo, saldría inmediatamente de la Unión Europea, pudiendo pedir su retorno. Pero en esos aproximadamente 10 años el asunto de la EMA sería papel mojado.

Al margen de estos asuntos, no olvidemos lo más importante señor Comín. Usted es independentista, al venir de la órbita del PSC, entendemos que no lo ha sido siempre, pero ahora sí. Es decir, usted hace política dentro de un Govern para que el 1 de octubre Cataluña consiga su independencia como nuevo estado. A ver si lo hemos entendido: usted está trabajando para que en septiembre la EMA venga a Barcelona y para que en octubre se vuelva a ir. Esta sinrazón es esquizofrénica o, más sencillo todavía, usted sabe que Cataluña no se va a separar de España. Que intente engañarnos a nosotros es irrelevante, pero que lo haga a esa masa de catalanes movilizados por un imposible es una inmoralidad. Por favor, trabaje junto al Gobierno y el Ayuntamiento para que la EMA pueda venir a Barcelona pero no nos maree con sinsentidos, que es agosto y hace mucho calor. Ninguna cabeza da para entenderle.


Puedes colaborar con elCatalán.es para que siga con su labor de defender la Cataluña real, la Cataluña que quiere formar parte de una España democrática, participando en la campaña de crowdfunding, aquí tienes los detalles. O comprando el libro ‘La Cataluña que queremos’. Aquí, más información.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo