El camino, acatar y nada de chulería

Mientras los ex consejeros del Govern que fueron encarcelados se negaron a declarar, Carme Forcadell lo ha hecho, y de manera extensa, y ha aceptado la aplicación del artículo 155. Por eso no se puede juzgar con el mismo rasero la actitud de la juez Carmen Lamela con la del magistrado Pablo Llarena, que ha decretado la prisión eludible bajo fianza para la ex presidenta del Parlament y el resto de miembros de la Mesa que comparecieron para declarar, salvo para Nuet, que no tiene ni que pagar fianza.

La Justicia puede ser benévola cuando se acude a ella en tiempo y forma y, sobre todo, cuándo se muestra una actitud de colaboración y, sobre todo, de aceptación de su legitimidad. Oriol Junqueras y el resto de ex consejeros fueron con una actitud desafiante y Forcadell y los miembros de la Mesa, con una actitud de aceptar que los tribunales son un poder independiente al que no se le puede obviar, ni chulear.

De ahí que sea justo que se les dé la oportunidad de defenderse, si consiguen el importe de la fianza, desde fuera de la prisión.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo