Camil Ros transforma la UGT en un sindicato secesionista

El giro secesionista de la UGT catalana que comenzó Josep Maria Álvarez, apoyando el dret a decidir, ha culminado con el soporte que ha dado el Consejo Nacional de este sindicato a la consulta ilegal del 1 de octubre. Este organismo ha propuesto que sus afiliados “puedan decidir libremente” su posición ante el 1-O, tanto en su participación como en el sentido de su voto.

Este sindicato ha manifestado en un comunicado que “es necesario que sean los ciudadanos quienes, mediante procedimientos democráticos, los que puedan decidir el modelo de país en el que quieren vivir”, lo que se puede considerar un apoyo implícito a dicha consulta ilegal. El responsable final de la caída de la UGT en el ámbito secesionista es su secretario general, Camil Ros, que comenzó su carrera política en el sindicato universitario Bloc d’Estudiants Independentistes (BEI) y en las JERC, las juventudes de Esquerra Republicana, formación de la que fue secretario general en 1996.


Puedes colaborar con elCatalán.es para que siga con su labor de defender la Cataluña real, la Cataluña que quiere formar parte de una España democrática, participando en la campaña de crowdfunding, aquí tienes los detalles. O comprando el libro ‘La Cataluña que queremos’. Aquí, más información.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo