“Para los nacionalistas la invención de la historia es un instrumento de propaganda política”

Francesc de Carreras es coautor, junto a Josep Piqué, Josep Borrell y Juan-José López Burniol del libro “Escucha, Cataluña. Escucha, España” (Ed. Península) una obra a la que la editorial define como “cuatro voces a favor del entendimiento y contra la secesión”, y que se presenta este miércoles en Madrid, a las 19:00 en el Centro Cultural Blanquerna en Madrid.

En ‘Escucha, Cataluña. Escucha España’ defiende que se ha de encontrar una salida que “evite la frustración sentimental de aquellos que se han dejado convencer por quienes les aseguraban que la independencia de Cataluña, además de ser muy conveniente, era sencilla de conseguir y estaba ya al alcance de la mano”. ¿Cómo se puede conseguir sin que los catalanes que han defendido la pertenencia a España no se sientan traicionados?

Los que en estos años no se han dejado convencer por el nacionalismo catalán (que son millones) deben comprender que de sabios es rectificar, así ha sido muchas veces en la historia, incluso la reciente.

Los secesionistas están acostumbrados al “win-win”. Piden la Luna y si se quedan a medio camino, eso que avanzan. Pero nunca se penaliza su deslealtad, siempre han conseguido concesiones que sirven de punto de partida para seguir pidiendo. ¿Por qué en esta ocasión, si se llega a algún tipo de acuerdo, va a ser diferente?

No sé si será diferente o no, ya se verá. En todo caso, creo que es la ocasión para poner fin a este win-win, no hay que ceder en nada, solo cambiar lo que desde un punto de vista de los intereses generales del conjunto de España debe cambiarse. Otra cosa sería un profundo error.

En el libro parece que habla de la Europa Federal como una posible solución para el encaje territorial de Cataluña. ¿Puede detallarlo más?

Cataluña está perfectamente “encajada” en España – como también las demás comunidades autónomas – desde la aprobación de la Constitución y el desarrollo autonómico posterior. Yo no veo “una Europa federal como una solución al encaje territorial de Cataluña” (por cierto, el término encaje, en este contexto, no lo utilizo nunca). Simplemente considero que en la Europa actual y futura, España forma parte de la UE y Cataluña foma parte de España.

En el libro menciona el “España no nos sirve” como lema de agitación secesionista, Y se ha visto como ha sido usado tras la gestión que la Generalitat ha hecho de los atentados, en la que ha vendido a Cataluña como un Estado de hecho. Tras las revelaciones de El Periódico y los continuos cambios de criterio sobre lo que sabían o no los Mossos sobre la posibilidad de un atentado en Las Ramblas, se puede decir que lo que no sirve es el Gobierno de Puigdemont?

Por las noticias últimas, parece que tanto la Generalitat como el Estado no dieron verosimilitud a las informaciones que provenían de EEUU, el error es de todos y cualquiera puede equivocarse. Ahora bien, los errores se pagan y hay que depurar responsabilidades. De todas formas hay que destacar la eficacia de nuestras policías – nacionales y autonómicas- y debe reconocerse que, lamentando mucho el 17-A, desde 2004 en Atocha no había habido atentados terroristas de raíz islámica, todo un éxito cuando en este período de 13 años ha habido numerosos atentados en toda Europa, empezando por grandes países como Francia y Gran Bretaña. Quizás no es el momento más oportuno pero habría que felicitar a las polícías por la labor de estos años, recordemos las numerosas detenciones y desarticulaciones de células islamistas. Sin duda, de algo, o de mucho, han servido.

Menciona los fastos del tricentenario de la toma de Barcelona en la Guerra de Sucesión como un “1714 imaginario”, como “el final de un inexistente Estado catalán independiente”. ¿Para los secesionistas la historia no es una disciplina científica, sino una mera herramienta propagandística?

Sin duda, para los nacionalistas la deformación de la historia, la invención de la historia, es un claro instrumento de propaganda política. Así lo han teorizado desde siempre los ideólogos del nacionalismo. Recordemos el catalanismo político, recordemos también el franquismo. Unas cuestiones se ocultan, otras se resaltan y otras se falsifican. Yo aún me acuerdo de lo que nos decían en la escuela de Viriato, Numancia y don Pelayo. En las escuelas de ahora se debe decir que hasta 1714 Cataluña era un Estado independiente y que durante 300 años España ha maltratado a Cataluña, hasta se celebró un congreso hace tres años sobre este último tema con ponencias de reputados historiadores como Fontana. La llamada “memoria histórica” es lo que antes se denominaba por los historiadores serios, y con menosprecio, “historia oficial”. Hay que hacer historia, con los métodos de hacer historia, y no memoria histórica con los métodos de hacer propaganda.


Puedes colaborar con elCatalán.es para que siga con su labor de defender la Cataluña real, la Cataluña que quiere formar parte de una España democrática, participando en la campaña de crowdfunding, aquí tienes los detalles. O comprando el libro ‘La Cataluña que queremos’. Aquí, más información.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo