Una carpa en Begues o la democracia independentista

Begues es una población de Baix Llobregat que contiene buen parte del Parque del Garraf por lo que su término municipal es muy extenso, pero con no demasiada población pues en 2016 contaba con 6.736 habitantes, pero lo que si tiene es muchas esteladas, de modo que si hiciésemos un recuento de esteladas por habitante sería, sin duda, el primero de Cataluña; también tiene otra curiosidad: el ayuntamiento no está en el centro de la población sino en un vetusto edificio casi escondido en el que por supuesto no ondea la bandera española. Pero lo que nos interesa ahora es que este domingo 5 de noviembre, como cada primer domingo de mes, tuvo lugar la Feria de Artesanos en el Paseo de la Iglesia, también llamado Rambleta.

Es la ocasión que aprovecha Ciutadans-Cs para montar una carpa informativa, previa solicitud al ayuntamiento, pero las autorizaciones a esas solicitudes han ido evolucionando a medida que las encuestas y los resultados electorales de la formación naranja iban aumentando: En las primeras ocasiones se autorizó en la Rambleta, después la autorización pasó a ser desplazada a una calle lateral, pero les salió el tiro por la culata: estaba justo a mitad camino entre la pastelería y la papelería y … ¿qué es lo clásico de un domingo? Pues comprar el periódico y el pastel de postre, con lo cual todo el mundo vio la carpa de Ciutadans; pero tomaron buena nota de ello: este primer domingo de noviembre han corregido su error de cálculo y para asegurarse la jugada dieron autorización pero para ponerla frente al ayuntamiento, es decir aislada totalmente, lejos de la Feria y totalmente sola en una plaza que no está ni siquiera asfaltada, al parecer el motivo aducido es que en el sitio solicitado había “una actividad programada”.

Pero las ganas, la imaginación y sobre todo la determinación de unas personas que saben hacer de la escasez virtud han hecho que esta haya sido una de las carpas más comentadas por toda la población, pues en lugar de amilanarse y quedarse sumidos en el ostracismo, armados de dos pequeñas pancartas de cartón se han paseado varias veces por la Rambleta entre las carpas, donde había huecos de sobra, de modo que todo el mundo ha podido leer, en castellano y en catalán, la invitación que les hacían: “Ven a la Carpa de Ciutadans-Cs. Este ayuntamiento no nos permite estar AQUÍ y nos esconde detrás del ayuntamiento”.

Esta carpa de Begues es un buen ejemplo de cómo entienden la democracia los independentistas y corrobora la realidad que llevan practicando desde hace 30 años: gobernar sólo para y por la independencia y en contra de los que no son de su cuerda, ignorando los derechos que todos tenemos como ciudadanos libres.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo