David Bassa, el comisario político de los informativos de TV3

TV3, la cadena pública catalana, lleva desde finales de 2016 sin levantar cabeza. De ostentar el liderazgo indiscutible de la audiencia en Cataluña, ha empezado a perder popularidad hasta llegar a la tercera posición en abril, por detrás de Telecinco y Antena3. Una pérdida de liderazgo que ha llegado solo un mes después de la incorporación de David Bassa como director de Informativos de la cadena.

David Bassa, actual director de Informativos de TV3    Foto: Davidpar

David Bassa ha sido hasta entonces el responsable de la sección de política de El Matí de Catalunya Radio, presentado por Mònica Terribas, y ha dirigido el Grup de Periodistes Ramon Barnils, una asociación públicamente declarada como secesionista y promotora dels Països Catalans. Una persona que, por su perfil, según Esperanza García, diputada por el Partido Popular en el Parlament de Catalunya y miembro de la Comisión de Control de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), “no debería haber sido nombrada como tal”. Porque solo hace que reforzar todavía más lo que ya piensan el 65% de los catalanes según una encuesta reciente del GESOP, que “los medios públicos catalanes se muestran favorables a la independencia”.

Audiencia del 8 de abril al 8 de mayo según publica la CCMA en su web

 

“Cada uno puede tener sus ideas, pero da la sensación de que todas las personas que se eligen para dirigir los medios públicos catalanes o son públicamente independentistas”, sostiene García, como el actual director de TV3 Vicent Sanchís y el propio Bassa, o directamente “deben su carrera profesional a un partido independentista, como le pasa a la directora de la cadena, Núria Llorach, con Convergència Democràtica de Catalunya”.

A favor de los terroristas de Terra Lliure

En palabras de David Mejía, diputado por Ciutadans y también miembro de la Comisión de Control de la CCMA, “Bassa cumple con todos los requisitos de un buen independentista: es anti-Ciudadanos y anti cualquier partido que defienda la Constitución”. “Nosotros no estamos de acuerdo en que una persona que se ha posicionado en favor de esta ideología y que ha hecho afirmaciones en favor de un grupo terrorista sea la persona más indicada para ostentar un cargo de poder en una televisión pública”, asegura Mejía. Y es que Bassa, en 2007, estrenó como director un documental emitido por TV3 titulado Terra Lliure, punt final. Una producción que se mereció una queja formal del Consell del Audiovisual de Catalunya (CAC) ante la cadena pública catalana por presentar un punto de vista parcialmente favorecedor hacia la organización terrorista y separatista Terra Lliure. Según el CAC, el documental se refería a los miembros de la banda como “activistas” y no como terroristas y, de los 31 personajes que fueron entrevistados muchos son manifiestamente favorables a Terra Lliure y sólo había una víctima.

Parcialidad manifiesta

Según el diputado socialista catalán y también portavoz en la Comisión de Control de la CCMA, David Pérez, “los informativos de TV3, de los que es responsable Bassa, sufren, en demasiadas ocasiones, “una falta de rigor y pluralidad que se hace especialmente grave en los programas de información política y en las tertulias”. Pero para el socialista, a diferencia de lo que aseguran en Ciudadanos y en el PPC, el problema no es que Bassa sea públicamente independentista: “creo que las ideas políticas de cualquier persona no le invalidan para llevar a cabo su trabajo de forma eficaz”. “Una persona así debería dirigir correctamente los informativos de una cadena pública, si antepusiera su ética profesional a sus ideas políticas”, sostiene Pérez, cosa que no cree que pase con Bassa.

Furgoneta de TV3 grabando la manifestación del 11 de septiembre de 2015  Foto: Clara Polo Sabat

“El sistema comunicativo catalán es como un show de Truman”, destaca el empresario, experto en comunicación política y tertuliano Joan López Alegre. Según cree él, “ se ha creado tal ficción en TV3 que ellos mismos se la creen”, hasta tal punto de que son capaces de “quemar constituciones españolas en directo mientras denuncian como un agravio cualquier error que comete alguien de fuera de Cataluña”.

TV3, ¿una televisión pública para todos?

García considera que “TV3 ha dejado de ser una televisión de referencia para los catalanes”, pero no solo por la bajada de audiencia. “Hasta los contenidos de entretenimiento están politizados”, asegura la popular. De tal manera que, según Mejía, “los catalanes que todavía ven TV3 tienen un perfil muy determinado y ese no debería de ser el objetivo que tendría que tener una radio o una televisión pública”. En este sentido, el socialista David Pérez asegura que “muchas de las personas que tenían a TV3 como referente han ido cambiando de canal al no sentirse representados”. La falta de pluralidad en sus informaciones, dice el diputado, “hace que los contenidos sólo estén diseñados para una parte de la población” y de que el resto se pase a la competencia.

¿Es posible solventar la falta de pluralidad de TV3?

Según comenta el diputado de Ciutadans David Mejía, justamente ahora se está debatiendo una ponencia en el Parlament de Catalunya según la cual la mayoría necesaria para elegir a la dirección de la CCMA debería ampliarse. De esta manera, asegura Mejía, “más partidos deberían ponerse de acuerdo para aprobar a las personas elegidas para dirigir las televisiones y radios públicas catalanas”.

Así las personas escogidas, según cree Mejía, serían más neutrales al tener que poner de acuerdo, para poderlas aprobar, a partidos independentistas y no independentistas. Pero la diputada popular no tiene tan claro que esta moción tenga mucho futuro. Esperanza García afirma que “siempre se ha querido reformar el proceso de selección y todavía no se ha conseguido”. Este tipo de mociones, dice García, es como la de la ley electoral catalana, en cada legislatura está sobre la mesa, pero nunca se acaba aprobando. Unas leyes que, si siguen igual, favorecen, como se ha visto, a los partidos independentistas.

Mientras tanto, tal y como declara el socialista David Pérez, “el proceso de elección de la dirección de la CCMA no respeta ni los principios de mérito y prestigio profesional, ni el de consenso y acuerdo entre los grupos parlamentarios”, tal y como ha ocurrido con la elección de David Bassa. Y la cadena pública catalana sigue perdiendo telespectadores.

 

Si quiere colaborar para que elCatalán.es sea un diario digital que defienda a la Cataluña real, aquí tiene la información de la campaña de crowdfunding.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo