Delirante Puigdemont

 

La capacidad de asombro que debe tener la sociedad en Cataluña, al parecer, no tiene límites, puesto que el Sr. Puigdemont, en su delirio terminal, produce unas declaraciones en las que mezcla la historia con el apocalipsis, la cultura con las fronteras y la normal convivencia con la esclavitud y la imposición.

Que la Vicepresidenta del Gobierno se halle en Barcelona para dar el apoyo de toda España a la declaración de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad a la festividad y tradición de Sant Jordi, no solo es necesario sino que es obligado puesto que es España, como país miembro de ONU, UNESCO e ICOMOS, quién debe proponerlo y conseguirlo.  Si por ese simple hecho saltan todas las alarmas de quienes no saben si son espada o son dragón, desatándose las iras para acusar de intromisión en el sueño catalán, quiere decir que tienen los sensores mal colocados y débiles sus creencias.

Y a todo ello salta el Sr. Puigdemont a afirmar que España ha vetado e impedido el desarrollo y transmisión cultural catalana, que es como flagelarse y obligar a la gente a hacerlo también, por la esclavitud y opresión a la que nos someten. Yo no sé ahora qué decir de todas las declaraciones de Patrimonio de la Humanidad habidas en territorio catalán en las últimas décadas y me gustaría ver las caras de los habitantes del Valle de Boï, del avanzado expediente de la Seu Vella de Lleida, de la portalada de Ripoll o del paisaje ampurdanés.

Pero volviendo a las declaraciones:  que un President de la máxima institución catalana afirme además que Sant Jordi, el libro, la rosa y la cultura tradicional que ello conlleva sean las armas que tiene Cataluña, es de nuevo un ejercicio de sonambulismo en la cornisa. Porque parece que no le interesa saber la historia de San Jorge y el dragón, el patronazgo y tradición que de ello disfruta un notable conjunto de países de nuestro entorno o las ricas y variadas tradiciones que hay en relación al tema.

Afirmando va caminando, pero en la mala dirección, porque nuestra querida tradición no es un arma, es un valor, y no sirve para la protesta, sino para la concordia. Jamás debe encender sino apagar, ni agitar emociones, sino ofrecer convivencia. Ese debería ser el camino y no el victimismo y la confrontación, porque el juego del enfrentamiento es peligroso, el engaño y manipulación masiva es una responsabilidad para la historia y lo que hoy en día la sociedad necesita es la cultura de los valores, los gestos de cariño y el fomento de la solidaridad frente a los verdaderos retos a los que nuestra propia evolución y sistema democrático nos plantea. Sin aventuras ya fracasadas y fuera de lugar. Así amenace una convivencia que ha costado mucho esfuerzo y energía conseguir.

Sr. Puigdemont. Despierte o vuelva a su casa, deje Sant Jordi y nuestra maravillosa tradición en paz, permita que los escritores y poetas sigan escribiendo cada uno en el idioma que le salga, que las rosas sigan brotando de la tierra en su belleza, que el hombre, marido, amante o amigo pueda manifestar con ellas un sentimiento y que la mujer ofrezca con su inteligencia y amor aquel libro más adecuado. Deje que la gente se aproxime y no se aleje, haga que nuestro país baile y sonría, proponga la unión emocional y no la ruptura, haga de la madeja un ovillo y no una bomba, dígale a la gente la verdad y no les mienta.  Mire al mundo con perspectiva para alcanzar una visión más amplia, tome distancia y verá que la dimensión corta distorsiona la realidad y el futuro, no se deje engañar por aquellos que quieren corregir errores, trayectorias equivocadas o historias que esconder. Puesto que implicar al pueblo catalán en la limpieza de la porquería acumulada durante años es condenarle a unos trabajos forzados que no merece. Líbrenos de ello y ponga las cosas en su sitio sin dejarse acomodar donde le imponen los auténticos responsables.  Usted de verdad no puede creer en eso Sr. Puigdemont.

Mire a su mujer a los ojos como si fuera su patria y baile con ella.

 

Info: si quiere colaborar para que elCatalán.es sea un diario digital que defienda a la Cataluña real, aquí tiene la información de la campaña de crowdfunding.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.