Sostiene Vincent van Gogh

Nació en Holanda, cerca de Bélgica, en 1853, y sólo vivió 37 años. Tuvo una desbordada pasión por pintar. Van Gogh inició con diecinueve años de edad una correspondencia con su hermano Théo, cuatro años menor, que continuó hasta el final de sus días. Se conservan más de 600 cartas de ellos dos. Vincent le transmitía a Théo su júbilo y su ambición por su oficio y su trabajo. Estaba absorbido por el deseo de expresarle sus inquietudes y sus logros; sus emociones y sus sinsabores. Le llegó a decir que el sufrimiento lleva a menudo a que los artistas se expresen con mayor energía.

“Ha vuelto a hacer un día tan bello. Mi gran pesar es que no puedas ver lo que veo aquí”. Un intenso compartir. El profundo trastorno de Vincent, un alma limpia, le llevó al suicidio. Pensaba que nada hay más artístico que amar a la gente. En una de aquellas cartas a su bondadoso hermano aseguraba que en un cuadro querría consolar como si fuera música, y sostenía que también “pintar a los hombres y las mujeres con no sé qué de eterno”.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo