Sigue la cacería secesionista al discrepante

Albert Batlle (el primero por la izquierda), en un acto policial junto al ex consejero Jordi Jané

Albert Batlle, director de los Mossos d’Esquadra, ha presentado su renuncia al cargo ante Joaquim Forn, el recién nombrado consejero de Interior. Esta dimisión se produce a dos meses y medio de la fecha anunciada por la Generalitat para la celebración de la consulta ilegal del 1-O. Batlle siempre ha defendido la neutralidad e imparcialidad de este cuerpo policial, postura poco cómoda para un Gobierno catalán que ha apostado por la vía radical en su relación con el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Los Mossos son claves para el operativo de la consulta ilegal, y Batlle era un obstáculo en la utilizaciómn política de este cuerpo policial. Batlle accedió el 10 de junio de 2014, en sustitución de Manel Prat. Fue militante del PSC, regidor del Ayuntamiento de Barcelona y responsable de la política penitenciaria del Gobierno catalán.

 

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo