Sánchez, el restaurador

Asistimos a un cambio de paradigma social. Esta anunciada crisis de salud pública se nos presenta como un problema colectivo con implicaciones de todo orden; morales, legales y económicas.

Moralmente hablando se ha llegado incluso al paroxismo de dar instrucciones políticas para no asistir sanitariamente a personas de avanzada edad. Una auténtica depravación en lo que parecía la era de los derechos humanos.

Legalmente hablando se está poniendo en jaque una arquitectura jurídico-constitucional exquisitamente preservadora de los derechos y libertades fundamentales.

Económicamente hablando presenciamos indefensos la devastación del tejido productivo de las economías de nuestro entorno y la propia.

En el terreno político también asistimos a una encarnizada lucha por aquello que los pedantes califican como el “relato”.

En nuestro país con especial virulencia se libra la batalla de la información/desinformación, la contienda de los bulos y la encolerizada conducta de imponer la “verdad”.

Se está utilizando con profusión toda clase de instrumental bélico pero el más poderoso por su capacidad de penetración es el periodístico. En esta guerra sin cuartel el Gobierno tiene la sartén por el mango y se está empleando a conciencia.

Mentiras, grandes mentiras y luego la estadística, campan a sus anchas instigadas por aquellos que ocultaron, relativizaron y hasta minimizaron la gravedad de la catástrofe.

La oposición hace lo que puede aunque la posición tampoco le resulta fácil. Si calla porque otorga, si critica porque estorba.

Se le achaca deslealtad, desunión y oportunismo, curiosamente por aquellos que otrora y en circunstancias menos dramáticas fueron implacables.

El poder genera un entorno favorable a su conservación a toda costa y elucubrar para no perderlo es su verdadera preocupación.

Ahora que se quiere “mutualizar” los errores de quiénes deciden imputárselos a la sociedad en su conjunto, la estrategia pasa por tender la mano a la oposición para recuperar el espíritu de la Transición democrática, cuando en realidad lo que se persigue es aniquilarla políticamente.

Se trata del “Manual de Resistencia” que tanto agrada a su presunto autor Pedro Sánchez. Su Gabinete, admirador de la intriga y el ajedrez diseña una táctica infalible, eficaz y conocida a lo largo de la Historia, la propaganda.

Su uso eficiente se remonta a la República Romana y al famoso triunvirato de Octavio, Marco Antonio y Lépido.

El primero, joven, inteligente y ambicioso, diseñó un plan para acabar con sus competidores que tras cruentas guerras civiles dieron resultado.

Su más poderoso enemigo, el militar y político Antonio, se resistió con uñas y dientes tras hacerse con el poder tras el magnicidio de Julio César, pero sucumbió ante el manejo político que Octavio y sus colaboradores practicaron con destreza.

La reputación, ese valor omnipresente de nuestra vida en sociedad, decisivo para mantener el favor del pueblo, es el flanco que la intriga y la ambición del poder siempre ha preferido atacar.

En el caso de Marco Antonio fue su alianza integral con Cleopatra la que llevó a Octavio a presentarlo ante la plebe como a un traidor a los valores y el orgullo de la República en pleno dominio del Imperio Romano.

Buenos Generales como Agripa y una propaganda bien orientada consiguieron el propósito del joven Octavio. La batalla de Actium fue el principio del fin que condujo a la victoria definitiva de éste y al suicidio de aquéllos.

Aquí y ahora Sánchez le ofrece mano tendida a Casado y a Abascal para que se sumen a unos nuevos Pactos de la Moncloa, ocultando su verdadero propósito, consistente en el fracaso de su ofrecimiento por la negativa de aquellos.

“El que te ofrece un pacto pero no está dispuesto a pactar, lo único que pretende es dejarte en mal lugar”.

Simple pero eficaz. Negarse a este ofrecimiento es ser mezquino y contrario a la defensa del interés general en tiempos de zozobra y desorientación.

La gente hoy, el pueblo entonces, no te lo perdonará Casado y tu actitud deleznable te perseguirá de por vida, verbalizó Adriana Lastra.

Y una vez definida la estrategia vamos a propagarla para que la conciencia social interiorice esa visión simple y clara de las cosas.

No hay nada más peligroso que una idea capaz de transformarse en una constatación empírica. Contrarrestar el relato para que no se acabe imponiendo obliga a ser muy cuidadoso en la gesticulación.

Criticar es necesario pero ofrecer positividad, colaboración y compromiso de manera constructiva es indeclinable si no queremos que, como Cayo Julio César Octaviano, Pedro Sánchez sea el nuevo Príncipe Restaurador de los Pactos de la Moncloa.

Sergio Santamaría

(NOTA: En estos momentos de crisis y de hundimiento de publicidad, elCatalán.es necesita ayuda para poder seguir con nuestra labor de apoyo al constitucionalismo y de denuncia de los abusos secesionistas. Si pueden, sea 2, 5, 10, 20 euros o lo que deseen hagan un donativo aquí).


‘Equidistantes exquisitos’ es el último libro de Antonio Robles, un ensayo que constituye, en palabras del economista Félix Ovejero, “un inventario del paisaje humano que allanó el camino a la locura nacionalista”. Cuenta con un prólogo del dramaturgo Albert Boadella. El PVP del libro es de 17 euros. Si desean pagar por tarjeta o paypal pueden hacerlo en este enlace del módulo de pago. Sigan los siguientes pasos: Pongan en el recuadro en blanco ("donaré”) el importe correspondiente al número de ejemplares que deseen (17 euros, si quieren uno; 34 euros, si quieren dos, y así sucesivamente). Pongan solo el número, no pongan la palabra “euros”. Sin añadir nada más hagan clic en el botón "donar". A continuación, le saldrá otra pantalla en la que le pedirán datos y pongan en el recuadro "información adicional" la siguiente información: "Libro Robles" y su dirección, código postal y un correo electrónico válido. Ha de escoger si quiere pagar por tarjeta de crédito o por paypal. Y luego dele a "realizar el pedido". Otra forma de adquirir el libro es escribiendo un correo a [email protected] y se les informará de otras formas de pago. El libro tardará unos 15 días, debido a la reducción del servicio de Correos. Si tienen dudas escriban al correo antes indicado.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.