Que nadie se olvide

La celebración del pasado 12 de octubre en las calles de Barcelona fue algo espectacular. Vivir la masiva e histórica acogida de nuestra convocatoria, poniendo en valor una fecha como es la de nuestro Día Nacional, todavía nos pone el vello de punta. Fue muy emotivo que quedase plasmada, en las calles de Barcelona, la reacción de los catalanes que se sienten orgullosos por ser españoles.

Pero, para unos resultados excelentes hace falta unos preparativos de matrícula de honor. Y, por ello, en Espanya i Catalans no nos cansaremos de agradecer el esfuerzo y compromiso de todos aquellos que participaron en la organización de los actos de ese día. Su dedicación e implicación dio como resultado una exitosa movilización. La salida a la calle fue multitudinaria por parte de los que estamos hartos del ecosistema contaminado del fanatismo supremacista y, tanto voluntarios como colaboradores en la organización han sido, sin duda, los verdaderos artífices del logro. Nos sacamos el sombrero ante su grandísimo trabajo.

Pero conviene tener en cuenta un detalle más que interesante que tuvo lugar durante los discursos. Detalle con recorrido limitado al no disponer de una batería de medios predispuestos a darle pábulo, como sí sucede cuando conviene a los medios subvencionados y sumisos al Régimen separatista. Aun así, no se debe considerar como nimio, debiéndose incluso tildar de histórico, pese a que pasó y pasará desapercibido.

En la intervención del Gobierno de Tabarnia se aludió a un referéndum convocado días antes, con alcance mundial para facilitar el voto de todo catalán repartido a lo largo y ancho del planeta, planteando la creación de una nueva CCAA en España. En dicha llamada electoral se usaron métodos avanzados de participación, del todo ecológicos, como fueron el voto en los contenedores amarillos de basura y, como complemento, la posibilidad del voto telepático (evolución desarrollada de aquel intento de validar telemáticamente sufragios).

El recuento final permitió el reconocimiento de Tabarnia. Aunque, con el descaro y satisfacción por parte de sus precursores, se suspendió la vigencia de dicha Comunidad Autónoma a los 9 segundos de su declaración. Vamos, lo que viene siendo algo testimonial y sin alcance jurídico, como les sonará a muchos.

Sea como fuere, todos fuimos testigos del recuento electoral y de la declaración autonomista. Como también escuchamos, de boca del Muy Honorable Presidente Albert Boadella, la suspensión de dicha declaración.

Es posible que todo esto no sea considerado más que una pantomima o una farsa. Quizás algunos se suban por las paredes, perplejos ante el clarividente espejo, por el latrocinio que supone tanta innovación electoral o la propia convocatoria. Pero, sin ruido, sin costes electorales, limpiando de basura los espacios públicos, permitiendo participación masiva por las virtudes del voto telepático, evitando humillar la profesionalidad de los Mossos y sin dar margen para que los políticos lacistas pudieran reaccionar, la gente votó favorablemente que nuestra actual comunidad se desgajase en dos.

Tan solo la lógica de los que queremos de verdad a Cataluña y defendemos la vigencia de la ley, sirvió de argumento para que una vez alcanzada la gloria postelectoral que suponía dicho reconocimiento se optase por su suspensión.

Desconozco si este hito histórico dispondrá de calles, centros deportivos o plazas. Pero, aunque fuese nonata, el 12 de octubre de 2018 debería pasar a la historia o, al menos, servir para la reflexión de muchos.

Como sabemos, los hay que por menos y de forma más ridícula hacen maravillas de una pantomima o patochada.  Nosotros, al final, resultará que somos los serios.

Javier Megino


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’, un ensayo con consejos para que cualquier ciudadano contribuya al combate democrático contra el nacionalismo catalán en este enlace de Amazon. ‘El hijo de la africana’, una recopilación de artículos de Pau Guix críticos con el nacionalismo catalán en este enlace de Amazon.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.