¡Puigdemont, vuelve a casa!

La televisión belga emitió recientemente una noticia en la que hablaban sobre el alojamiento de Carles Puigdemont en Waterloo, y la acompañaron de una entrevista con  una vecina suya de origen catalán. Esta ciudadana le recomendó fervientemente al ex presidente, bandera rojigualda en mano, que dejara de ser un “cobarde” y que se entregara a la Justicia.

Más allá de la anécdota, lo interesante es comprobar como los medios internacionales le han perdido el poco respeto que pudiera causar Puigdemont, y no dudan en buscar personas que muestren el perfil más ridiculizable del líder de Junts per Catalunya. Por mucho que el líder secesionista consiga publicidad en la prensa extranjera, casi toda es para mostrarle como un personaje poco recomendable.

Bien haría Puigdemont en hacerse un favor a sí mismo y a Cataluña y entregarse a la Justicia para evitar haciendo el ridículo por media Europa.

 

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo