Puebla: “Los líderes nacionalistas necesitan el enemigo a las puertas”

José Manuel Puebla

El cartagenero José Manuel Puebla es humorista gráfico y heredero del gran Antonio Mingote como dibujante en las páginas de opinión de “ABC”. También publica su particular visión gráfica de la realidad en el diario regional de Murcia “La Verdad”. Ha publicado tres libros con sus mejores viñetas, “Con buen talante”, “Por no llorar” y “Si no fuera por estos raticos”, que se pueden encontrar en su web.

Sus viñetas sobre el proceso secesionista en ABC son muy celebradas entre los catalanes que están libres de nacionalismo. ¿Hay que alejarse unos cuántos cientos de kilómetros para tener una visión clara de lo que pasa en Cataluña?

Esa es la clave: ‘libres de nacionalismo’… Supongo que para mí ha sido más fácil esa visión, al no estar sometido a esa profunda e intensa campaña nacionalista que dura demasiados años en Cataluña, propagada a través de la Educación y de los medios de comunicación. Dinero público que cae de la muy española chimenea estatal, usado para servicios tan sociales como fomentar toda una maquinaria de creación de agravios y divulgación de mitos pasados, entre otros “El Compromiso de Caspe”, o la “Guerra de Sucesión”… Esta última producto de alguna inocente errata, que les ha llevado mucho tiempo a considerarla como “Secesión”, pero también mitos presentes como el “España nos roba”, o futuros, como el paraíso que les espera con la Independencia. En fin, ¡qué os voy a contar! No obstante, me acerco por ahí siempre que puedo.

¿Qué es lo más le sorprende de los políticos separatistas?

Hago dos distinciones: Una minoría de iluminados que se creen a pies juntillas lo que dicen, y la otra, una gran mayoría cínica pro (profesional). Los primeros, conforme se van topando con la cruda realidad, se frustran y van desapareciendo. Los segundos, viven por y para esto, su capacidad de reinvención y giros argumentísticos no tiene límites.

¿Qué personaje de la política catalana le fascina más?

Jordi Pujol.

¿Por qué?

El ahora “Poc Honorable”, siempre ha sido el alma máter de este negocio, el referente. Ha llegado a poner al límite la máxima de Abraham Lincoln de “Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.”

Sea sincero, ¿es un chollo para usted, como humorista gráfico, que Cataluña esté inmersa en la locura política?

Creo que tengo material para un recopilatorio… (risas). Llevo mucho dibujado sobre el tema, y recurro a él si creo que la actualidad lo requiere. Sin embargo, me parece que no soy el único a quien esta situación le produce una gran preocupación, pero también hartazgo, y preferiría que se solventase. No me quedaré sin temas para dibujar, seguro.

Le voy a poner en un aprieto, porque le voy a pedir una respuesta breve, porque el tema da para llenar varias enciclopedias. ¿Qué haría para solucionar el embrollo separatista? 

Tiene razón, menudo aprieto: ¡No votarles!

¿En qué ha fallado la prensa catalana para que la mayoría de casos de corrupción hayan sido destapados por los medios de comunicación editados en Madrid?

La prensa catalana pasará a la Historia, o a la hemeroteca, por los fenómenos extraños ocurridos en forma de pactos, tanto de silencio como de editoriales conjuntos.

Barcelona fue la capital editorial del mundo en lengua española. ¿Qué siente ahora cuando ve que el castellano es tratado como un idioma de segunda por las principales autoridades de Cataluña?

Es una consecuencia más del histrionismo en que viven. Los líderes nacionalistas necesitan el enemigo a las puertas, en este caso el castellano representa lo que odian… Retuercen la realidad a través de agravios generados contra su lengua, y lo proyectan como ataques directos a sus conciudadanos, para así presentarse como las salvaguardias de sus esencias. “¿Veis?, mirad cómo metemos en cintura a nuestros opresores”. Es delirante, por eso deben mantener a sus seguidores en una tensión constante, no sea que se vayan a parar a reflexionar y se desinflen.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo