Plataforma por Tabarnia desplega una pancarta en el Ayuntamiento de Sant Vicenç dels Horts, que Junqueras presidió

La Plataforma por Tabarnia, entidad que preside Miguel Martínez, está paseando su embajada móvil por el área metropolitana de Barcelona y la de Tarragona para promover la participación en la gran manifestación que se celebrará el 4 de marzo en la capital catalana.

Este lunes una expedición de esta entidad se ha desplazado hasta la plaza en la que está situada el Ayuntamiento de Sant Vicenç dels Horts para desplegar una gran pancarta con el siguiente mensaje reivindicativo: “Free Tabarnia from populism” [Tabarnia libre de populismo].

Sant Vicenç dels Horts es una localidad del área metropolitana de Barcelona, en la comarca del Baix Llobregat. Uno de sus últimos alcaldes fue Oriol Junqueras, que dejó el cargo para integrarse en el gobierno autonómico catalán.

Oriol Junqueras fue el primer alcalde de Esquerra Republicana en esta localidad desde las primeras elecciones democráticas tras el franquismo. Durante muchos años fue un feudo del Partit dels Socialistes de Catalunya y de Iniciativa per Catalunya.

Plataforma por Tabarnia ha convocado la manifestación del 4 de marzo en Barcelona para promover los derechos de todos los catalanes ante el desafío secesionista y para mostrar el hartazgo de millones de ciudadanos ante la manipulación de los partidos nacionalistas. Esta manifestación estaba prevista para el 25 de febrero, pero se aplazó como gentileza hacia la organización del Mobile World Congress.

Toda la información y el programa de actos de esta concentración que comenzará a las 11:30 se puede consultar en esta web.


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo