Pau Guix: “Tienen 200.000 liberados que viven del momio, así llenan sus manifestaciones norcoreanas”

Mónica Parés, Juan Arza, Dolores Agenjo, Pau Guix y Sergio Fidalgo (de izquierda a derecha)

La agrupación del Partido Popular de Gavà organizó la presentación del libro ‘El hijo de la africana’, de Pau Guix, en esta localidad, en un acto al que asistieron unas sesenta personas, y al que también acudieron el concejal popular en Sabadell Esteban Gesa, el ex diputado en el Parlament y vicesecretario territorial del PPC Josep Llobet y María Turruchel Alcantud, secretaria general del PP de Cornellà.

El acto fue moderado por Mónica Parés, concejal de PP en Gavà, que introdujo a los ponentes y dio la bienvenida a todos los asistentes. Y destacó como los artículos de Pau Guix han sido clarividentes porque hace años que denunciaba muchas de las cosas que están pasando en los últimos meses en Cataluña.

Abrió el fuego la ex directora de instituto, la única que no cedió las llaves en la pseudoconsulta del 9N, Dolores Agenjo, que recordó en su artículo la figura del “charnego agradecido”, que es una persona que ha asumido completamente la propaganda nacionalista”.

“Es un tipo de persona que hace suyo la teoría del agradecimiento, según la cual todos los que procedemos de otras partes de España hemos de estar agradecidos a los catalanes de pura cepa porque nos han dado de comer”.

“No hay motivo para el agradecimiento, es una teoría reaccionaria, la gente que vino a trabajar no le regalaron nada y además enriquecieron con su esfuerzo a Cataluña. Además, tampoco es cierto que los acogieran tan bien, lo de la Cataluña acogedora es otro mito”.

El consultor de empresas Juan Arza denunció, con un ejemplo personal, como los secesionistas están dispuestos a pasar por encima de los derechos de los catalanes no nacionalistas para imponer sus ideas.

Y aseguró que, si el nacionalismo catalán tuviera el poder militar y político que han tenido otros nacionalistas europeos, su comportamiento sería tan agresivo y violento como el de otros nacionalismos. Considera que el teórico civismo de los secesionistas es una táctica ante su debilidad.

“El nacionalismo ha sido una magnífica excusa para protegerse de la competencia de fuera. No de la competencia de un señor de Nueva York, sino de uno de Murcia o Aragón con la excusa de la lengua. Todos queremos proteger la lengua catalana, pero no ha de ser una barrera para separarnos del resto de España”, concluyó.

Sergio Fidalgo defendió el libro de Pau como un “chute de vitaminas para el constitucionalismo, porque sus ideas nos ayudan a combatir ideológicamente el nacionalismo. Con argumentos rotundos, y sin complejos”.

E invitó a los asistentes “a defender la convivencia entre los catalanes y el resto de españoles” porque “merece mucho la pena”.

Pau Guix afirmó que “el supremacismo nacionalista no es nada nuevo, lleva en la sociedad catalana más de cien años, y citó los casos de Pompeu Gener y del Dr. Robert. Este último dio a inicios del siglo XX una conferencia en la que medía diversos cráneos de varios lugares de España “y, obviamente para un nacionalista, el cráneo mejor dotado era el catalán”.

“Nuestra alma está peligrosamente bifurcada por culpa de la lengua española”, decía Enric Prat de la Riba. Y denunció que el nacionalismo “tienen doscientos mil liberados que viven del momio, de ahí que llenen sus manifestaciones norcoreanas”.

“El nacionalismo ha perdido la hegemonía moral. En estos cuarenta años que han gobernado en contra de la mayoría de los catalanes, la gente ha callado para evitar que les dijeran ‘fascista’. Y la gente ha perdido el miedo y ya habla, y el 8 y el 29 de octubre quedó claro, saliendo un millón de personas dos veces a la calle convocados por Societat Civil Catalana”.

“Nosotros no queremos que se vayan, queremos convivir. Pero es difícil con elementos como la inmersión lingüística, dado que usan la lengua catalana para justificar unas diferencias que no existen, para construir una identidad nacional. Y la inmersión se basa en excluir a más de la mitad de los catalanes”.


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en la web de El Corte Inglés y en la tienda on line de La Casa del Libro. Y ‘El hijo de la africana’, de Pau Guix, en este enlace de la tienda de El Corte Inglés.


‘Equidistantes exquisitos’ es el último libro de Antonio Robles, un ensayo que constituye, en palabras del economista Félix Ovejero, “un inventario del paisaje humano que allanó el camino a la locura nacionalista”. Cuenta con un prólogo del dramaturgo Albert Boadella. El PVP del libro es de 17 euros. Si desean pagar por tarjeta o paypal pueden hacerlo en este enlace del módulo de pago. Sigan los siguientes pasos: Pongan en el recuadro en blanco ("donaré”) el importe correspondiente al número de ejemplares que deseen (17 euros, si quieren uno; 34 euros, si quieren dos, y así sucesivamente). Pongan solo el número, no pongan la palabra “euros”. Sin añadir nada más hagan clic en el botón "donar". A continuación, le saldrá otra pantalla en la que le pedirán datos y pongan en el recuadro "información adicional" la siguiente información: "Libro Robles" y su dirección, código postal y un correo electrónico válido. Ha de escoger si quiere pagar por tarjeta de crédito o por paypal. Y luego dele a "realizar el pedido". Otra forma de adquirir el libro es escribiendo un correo a [email protected] y se les informará de otras formas de pago. El libro tardará unos 15 días, debido a la reducción del servicio de Correos. Si tienen dudas escriban al correo antes indicado.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo