Monjas, feministas, progres, nacionalistas y coronavirus

Las monjas de diversos conventos de España, como es el caso de las de clausura de Ponferrada, las del convento Del Carmen de Guadalajara, las Carmelitas Descalzas de Badajoz o las Carmelitas descalzas del Monasterio de San José de Zaragoza, desde hace días, ante la crítica situación de escasez de medios de protección que se vive en nuestros hospitales y en otros ámbitos, han abandonado sus labores habituales y se dedican modestamente además, de rezar por el fin de la pandemia a confeccionar de forma altruista e incansable, mascarillas de tela de algodón para ayudar en la medida de lo posible a combatir el coronavirus.

Por ejemplo, las 12 hermanas del convento de Zaragoza trabajan ahora en su pequeño taller en exclusiva en esta tarea: «Unas cortan, otras hacen el zigzag, otras los pliegues y otras ponen las gomas, trabajamos en serie», comenta Sor María Isabel y hacen unas 300 diariamente. Por cierto, ni el más mínimo agradecimiento por parte del Gobierno, tampoco a Amancio Ortega que por su parte está colaborando donando altruistamente cientos de miles de mascarillas y batas, o a los hoteleros que están cediendo sus instalaciones para hospitalizar a los afectados. Monedero, Echenique, Errejón, Bardem, Rita Maestre, Bescansa… nos podrían explicar que están haciendo ellos.

Un solo convento de monjas, solidarias y sacrificadas en su pobreza, vale más que todo el feminismo subvencionado de la España progre que además de no hacer nada, llamó (al igual que tantos otros) a asistir masivamente a las manifestaciones del pasado 8 de marzo favoreciendo como hemos visto la extensión del virus de forma absolutamente irresponsable. Además, hay que recordar que en algunas de sus pancartas, se podía leer fantochadas tan inadmisibles como “El machismo mata más que el coronavirus”. Allí estaban en la cabecera Irene Montero, Carmen Calvo (ingresada en la clínica privada Ruber), Begoña Gómez (la esposa de Pedro Sánchez) y buena parte de los ministros/as/es del Gobierno.

Sánchez dijo entonces: «El gobierno hará lo que sea, cuando sea y donde sea». Pero desde el principio no se hizo lo que sea, ni cuando sea, ni donde sea, de hecho las autoridades despreciaron y banalizaron la amenaza durante varias semanas. Hay que recordar que Fernando Simón, el experto del Gobierno y coordinador de Emergencias Sanitarias aseguraba, en rueda de prensa, cuando se produjeron los primeros casos de coronavirus en nuestro país que: “España no va a tener, como mucho, más allá de algún caso diagnosticado…”.

Con su imprevisión, su pasividad y su incapacidad, han facilitado que se llegará a la situación desesperante actual. Y ahora que se exige a los ciudadanos que cumplan estrictamente con la cuarentena, el vicepresidente Iglesias (“dando ejemplo”) se la salta a su antojo, con una comparecencia absolutamente gratuita (junto al ministro de Sanidad) para darse autobombo.

Los datos en España, en el momento de escribir estas líneas, después de que el 31 de enero se detectara el primer caso en esta epidemia, son estos: Contagiados: mas de 38.673. Fallecidos: 2.696. Curados: 3.794. En la UCI: 2.470. Y el pico de la epidemia está por llegar. Estos son los hechos y como decía Lenin: “Los hechos son tozudos”. Y ahora después, de la negligencia en la gestión de esta catástrofe por parte del Gobierno, el presidente en unas soporíferas comparecencias, donde no hay la más mínima autocrítica, al más puro estilo “Aló Presidente ” de Hugo Chávez, parece que hay un gran interés por correr un tupido velo sobre lo que no contaron y las medidas que no tomaron en su momento; y con un tono lacrimógeno y con promesas y buenas palabras, intentan presumir encima de la “contundencia” y de lo acertado de su gestión. Tratando, eso sí, de silenciar con el “ahora no toca” y apelando a la “unidad” la más mínima crítica.

Por su parte el nacionalismo, en su línea habitual, está intentando aprovechar esta grave crisis de forma miserable, para intensificar su campaña contra España. Torra mintiendo en la BBC, rechazando el envío de militares, incluso un concejal de la CUP en Vic pidió en redes sociales “toser y escupir en la cara” a los militares de la UME. Han llegado a burlarse de los fallecidos como la exconsellera de Ensenyament y eurodiputada Clara Ponsatí con su infame “De Madrid al cielo” retuiteado por Carles Puigdemont.

Mientras tanto, seguiremos aplaudiendo con fuerza, desde nuestros balcones, a los sanitarios y a todas aquellas personas que forman parte de aquellos colectivos que de forma heroica y a veces con escasos medios, están en primera línea dejándose literalmente la piel.

Sea como sea, cuando esto termine además, de exigir responsabilidades, tendremos una ingente tarea para reconstruir lo que este virus está destrozando, que será muchísimo.

Salvador Caamaño Morado


'El complot de los desnortados' es una visión valiente y sincera de los últimos años de proceso secesionista. El autor, el ex diputado del PSC Joan Ferran, revela cómo apostó por un frente constitucionalista con Cs, y como la postura de Rivera de competir con el PP le decepcionó. En estas páginas critica la deriva nacionalista de algunos sindicalistas y 'progresistas' diversos y relata aspectos de la intrahistoria de los socialistas catalanes. Lo puede comprar en este enlace de Amazon o en este de Iberlibro. Si lo compra mandando un correo a edicioneshildy@gmail.com y paga por transferencia bancaria o paypal le costaría 15 euros, y si desea también el libro 'Desde la aspillera', del mismo autor, ingrese 21 euros. Mientras dure la actual crisis de confinamiento, los tiempos de entrega de Correos son mucho más lentos.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.