Miquel Iceta no debe dudar

El PDECat ha abierto el debate sobre la necesidad de romper los pactos locales con los socialistas en aquellas localidades con alcalde del PSC que no faciliten la organización de la consulta ilegal del 1 de octubre. Aunque en la sede central del PDECat, de momento, ha optado por la prudencia y por asegurar que los pactos no tienen por qué romperse, los comités locales de los exconvergentes en localidades como Terrassa, Mataró y Esplugues de Llobregat están profundizando en el “pressing PSC”: o apoyo al 1-O, o sus alcaldes se quedan sin los votos de los regidores secesionistas.

Esta presión se incrementará hasta el 1 de octubre, y a Miquel Iceta no puede temblarle el pulso. El PSC es un partido constitucionalista, que junto al PSOE ha sido uno de los constructores del actual marco jurídico de España. Han de trabajar para que las leyes se respeten, las leyes que ellos han contribuido decisivamente a aprobar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo