Máster Nacional en doble rasero

Uno de los mantras que mi padre insistentemente me repetía cuando alcancé la adolescencia era el siguiente: “Hijo, estudia, porque en este país sin un título no vas a ningún lado”.

Él, mi padre, que había aterrizado en Cataluña para trabajar a la cruda edad de 11 años y que no tuvo la oportunidad de dedicarle tiempo a obtener ni tan siquiera la educación básica, tan sólo tenía la obsesión de ver cómo su hijo obtenía un título universitario que le permitiese realizarse vital y profesionalmente.

En la actualidad algo ha cambiado en nuestra sociedad: el título universitario ha mutado en educación básica y lo mínimo que se necesita para acreditar ‘conocimientos’ es un Postgrado, Máster o Doctorado. Titulitis.

Los políticos, al ser un producto más de la sociedad que aspiran a dirigir, no son (somos) impermeables a tal realidad, cayendo pues en los mismos ‘errores’ que cualquier otro hijo de vecino. La diferencia fundamental es el sometimiento a escrutinio público de los currículums políticos y la sana intolerancia, por parte de la ciudadanía, a la mentira o al ‘cebado’ de los mismos. En ocasiones ese escrutinio público tiene muy poco de análisis certero y mucho de propaganda que pretende derribar al adversario político a cualquier precio.

Y es justamente ahí, cuando un político es acusado de haber inflado sus credenciales, cuando se vislumbra quién es honesto y quién no lo es; quién no tiene nada de lo que avergonzarse, mostrando la documentación de que disponga y defendiéndose en los Tribunales cuando así se le requiera, y quién tiene mucho que ocultar, el cual se dedica a amenazar a medios de comunicación y utilizar todos los medios de un Gobierno para taparle sus vergüenzas. Es la diferencia entre Pablo Casado y Pedro Sánchez. Es la diferencia entre el liderazgo ganado a pulso y el liderazgo hipotecado a separatistas y comunistas.

Ese doble rasero no sólo existe en lo que a titulitis concierne, sino a todos los ámbitos de la vida política de este país. Y si no lo creen, prueben a llamar ‘maricón’ a cualquier persona tal y como ha hecho la Ministra de Justicia, Doña Dolores Delgado, a su compi y Ministro del Interior, Don Fernando Grande-Marlaska.

Alex Rodríguez Ulloa. Portavoz del PP en Terrassa


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en este enlace de Amazon. ‘El hijo de la africana’ de Pau Guix en este enlace de Amazon.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.