Maestro: la profesión con más nacionalistas

Foto: Flickr de Eduardo González Palomar

A principios de los 90, salió a la luz un documento interno de Convergència i Unió que, bajo el título Programa 2000, revelaba el interés del Govern en controlar ideológicamente los medios de comunicación y, sobre todo, el sistema educativo. Respecto a este último, el texto relataba que los nacionalistas impusieron filtros en la “composición de los tribunales de oposición” para seleccionar al profesorado, así como un cuerpo de inspectores que velase por la correcta “catalanización de la enseñanza”.

Uno de los primeros en denunciar aquella campaña de catalanización educativa fue el filósofo y exdiputado de Ciudadanos Antonio Robles, que en su Historia de la resistencia al nacionalismo en Cataluña narra que 14.000 profesores se vieron obligados a abandonar Cataluña en los 80 a raíz de las políticas lingüísticas de la Generalitat.

Al conocer estos datos, más de uno se preguntará si dicha operación ideológica surtió efecto. Pues bien, a día de hoy, aunque no sepamos en qué medida se debe a las injerencias pujolistas, sí sabemos que la Educación catalana se encuentra mayoritariamente en manos de profesionales nacionalistas. Al menos, así lo atestigua un estudio elaborado por Convivencia Cívica Catalana (CCC) titulado Perfil del profesorado en Cataluña, según el cual la mayoría de los maestros se muestran a favor de la secesión de Cataluña.

Así, según el informe de CCC, que toma como base los datos del CIS, un 61% de los docentes catalanes aboga por la ruptura con el resto de España. Este porcentaje —muy superior a la media de la población catalana, que se sitúa en un 38%— convierte a la profesión de maestro en la más separatista, solo comparable a otra ocupación muy abonada a las tesis nacionalistas: los trabajadores agrícolas (51%).

Por lo que se refiere al sentimiento de pertenencia, los profesores también se encuentran mucho más escorados al nacionalismo que el resto de la población. Y es que, mientras que la opción sentimental escogida por la mayoría de los catalanes es “tan español como catalán”, la elegida por los docentes es “únicamente catalán”, con un porcentaje que llega al 41% —el doble que la media de la población (21%)—.

Otro aspecto revelador es el comportamiento electoral de los maestros. Según el estudio, los profesores se decantan mayoritariamente por Esquerra Republicana de Cataluña, formación a la que votan en una proporción que duplica a la de la media poblacional —nueve puntos porcentuales más—. Igualmente significativo resulta que el nivel de abstención entre los educadores es muy bajo (7,8%) , apenas la mitad del de la población (18,8%). Según los investigadores, esta cifra indica su alto grado de “movilización” y compromiso político.

A juicio de CCC, el retrato que pinta el estudio “ayuda a entender numerosos episodios vividos en las últimas fechas en Cataluña, como el apoyo de docentes al referéndum ilegal del uno de octubre o a huelgas políticas que no han triunfado en otros sectores de la sociedad”. Asimismo, la entidad se pregunta si el color político de los maestros “es casual o ha sido deliberadamente buscado por los sucesivos gobiernos catalanes, de cuyas directrices dependen la práctica totalidad de centros catalanes, tanto públicos como concertados”. A este respecto, recuerdan la hoja de ruta ideológica de CiU citada al comienzo del artículo.

“Hay muchos profesores que no somos nacionalistas”, relata a El Catalán un profesor que prefiere no revelar su identidad. “Lo que ocurre”, prosigue, “es que solemos ocultar nuestras ideas políticas para no ser señalados”. Según este docente, algunos maestros también evitan hablar en castellano dentro de las instalaciones: “Es normal. Por ejemplo, a mí una vez la directora me llamó la atención por hablar en español en el pasillo con un compañero. Me dijo que en el centro la lengua vehicular era el catalán”. “Por eso, es mejor no significarse”, concluye.

Por Óscar Benítez


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en este enlace de Amazon y en la tienda on line de La Casa del Libro. Y ‘El hijo de la africana’, de Pau Guix, en este enlace de Amazon.


‘50 hazañas de TV3’ es el último libro de Sergio Fidalgo, en el que ofrece 50 ejemplos que demuestran las malas artes de una televisión pública que se ha convertido en una herramienta de propaganda en manos del secesionismo. Insultos al Rey, faltas de respeto a líderes constitucionalistas, manipulaciones informativas... Se puede comprar en este enlace de Amazon. Si lo quieres dedicado manda un correo a edicioneshildy@gmail.com y pregúntanos como pagar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.