Los radicales no pueden aplicar su ley

Los Mossos d’Esquadra, con buen criterio, han retirado a unos radicales que en Sabadell que protestaban por la presencia ayer en la ciudad vallesana de Enric Millo, Delegado del Gobierno en Cataluña, en la inauguración de la estación de cercanías Sabadell-Centro.

Los separatistas han rebautizado la estación de Cercanías de Sabadell-Centro con un cartel de “Estación 1 de octubre”. También reivindicaron la libertad de los que llaman presos políticos con pancartas, poniendo lazos amarillos en las vallas y llevando narices rojas de payaso en defensa de la “libertad de expresión”.

Millo pudo inaugurar, como ha de ser, la estación. Las calles son de todos, no de los radicales, por lo que la policía ha de garantizar que no imponen su ley. Si así fuera, la libertad de los catalanes estaría en peligro.


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo