Los radicales actúan impunemente cortando carreteras y levantando barreras de peaje


Los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR), en realidad piquetes radicales, siguen actuando impunemente en diversos puntos viarios de la red catalana ante la pasividad de los Mossos d’Esquadra.

Han practicado cortes en carreteras como la C-13, en la localidad leridana de Térmens, con cortes cada veinte minutos para exigir la libertad de lo que ellos denominan “presos políticos”, cuando en realidad son “políticos presos” en prisión preventiva.

En otro punto, en el peaje de La Roca del Vallés de la autopista AP-7 decenas de activistas han levantado las barreras en dirección Barcelona para permitir que los vehículos puedan circular sin tener que pagar.

Los radicales ataviados con chalecos reflectantes y capuchas han tapado las cámaras instaladas en el peaje para hacer imposible así la identificación de los vehículos, y han repartido octavillas a los conductores, a quienes invitaban a pasar sin pagar el importe.

Otro CDR ha levantado las barreras en el peaje de la AP-7 en las localidades tarraconenses de l’Hospitalet de l’Infant y El Vendrell, también con la misma finalidad.

En los alrededores de la localidad de Manresa se han levantado las barreras en el peaje de la autopista C-16 en Sant Vicenç de Castellet.

Estas acciones buscan aprovechar la Operación Retorno de Semana Santa para reivindicar la “república” catalana y protestar por los últimos encarcelamientos de dirigentes secesionistas.


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo