Llorones sin clase

Joan Ferran, autor de 'Desde la aspillera' (Ediciones Hildy)

Hubo un tiempo en este país en el que mínimamente se respetaban las formas y se interaccionaba con el adversario político sin demasiados complejos. Alguien lo llamó cortesía parlamentaria y formaba parte de la cotidianidad de las relaciones políticas. Si prefieren simplificarlo un poquito podríamos llamar a esa forma de actuar respeto y ‘buena educación’. Saludo, charla o el hecho de compartir una comida o un café, no implicaba para nadie dejación de principios ni delito de lesa patria.

A la vista de algunas actitudes y posicionamientos parece que esos hábitos se han perdido. En el Parlament de Cataluña se ha producido un cambio climático sin precedentes rico en tempestades, granizo y aguaceros fuera de control que no auguran nada bueno. Saltarse a la torera determinados ritos y normas de reciprocidad, asentadas en la práctica a lo largo de los tiempos, podrían deteriorar aún más la asfixiante atmósfera del hemiciclo hasta convertirla en irrespirable.

Estas líneas que suscribo se inspiran en la polémica generada alrededor de la posible condición de senador de Miquel Iceta y de su hipotético camino hacia la presidencia del Senado español. No voy a entrar, al respecto, en consideraciones de índole reglamentaria ni en la interpretación de la normativa aplicable. No, tan solo pretendo señalar la evidente ausencia de nivel de algunos de nuestros políticos en activo. Actúan como niños llorones amarrados a un juguete. Falta sabiduría, experiencia y sobre todo clase.

Salvando las distancias, aun recuerdo con emoción como el pleno de la cámara catalana recibió, aplaudiendo en pie, el regreso al hemiciclo de un diputado del PP que logró superar una grave enfermedad. Aquello, amigo lector, más allá de la clásica cortesía parlamentaria era un acto de humanidad. Me pregunto, a la vista de la fauna que nos circunda, si eso sería hoy posible.

Joan Ferran


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.