La izquierda se rebela contra el nacionalismo

En los últimos tiempos, el filósofo Félix Ovejero ha llamado la atención sobre la ausencia en España de una izquierda abiertamente antinacionalista. Para Ovejero, constituye una anomalía que ningún partido de izquierdas combata sin ambages una “ideología reaccionaria que reclama privilegios basados en la identidad”. Pues bien, la reciente irrupción en nuestro país de dos formaciones de centro izquierda críticas con el nacionalismo ha puesto fin a dicha anomalía.

La primera de ellas se dio a conocer el año pasado bajo el nombre de Centro Izquierda de España (dCIDE), y cuenta como portavoz con el veterano Antonio Robles, exdiputado de Ciudadanos en Cataluña. El partido, que se define como “centro izquierda moderado” y reniega de los populismos, aboga por la unidad de España y la protección de su lengua común como “salvaguarda” de la igualdad de todos los ciudadanos.

La otra formación es Izquierda en Positivo, que se ha presentado este mismo mes en Barcelona reivindicando el “internacionalismo” y la “igualdad de clase” frente al “supremacismo” que caracteriza a los secesionistas. Su portavoz, el joven Pedro Mercado, fue arropado durante la presentación por figuras emblemáticas de la izquierda como el ex fiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo o el exdirigente de Izquierda Unida Paco Frutos.

Pero, ¿por qué surgen ahora estos dos partidos? Por lo que respecta a dCIDE, su aparición se debe a la “crisis territorial del Estado provocada por los nacionalismos, que ha contado con la complicidad de la izquierda”, cuenta Antonio Robles. En su opinión, es “preciso recuperar una izquierda ilustrada, alejada del sectarismo, que sea capaz de volver a amar a su país. No por una idea retrógrada de identidad, sino porque España como Estado es la garantía del bien común, de la igualdad de todos los españoles por encima de los privilegios de los territorios”.

Sobre este aspecto, Robles estima “paradójico que PSOE y Podemos persigan la igualdad económica entre los ciudadanos tomados uno a uno, pero sacralicen la desigualdad  de los territorios; detestan a los ricos, pero si los ricos son los territorios, entonces pasan por alto su corrupción y reclaman para ellos la soberanía suficiente para que puedan actuar sin controles ni molestias”. Y añade: “Su empanada mental está acabando con el concepto central que define a la izquierda, que no es otro que la igualdad.”

Por su parte, Pedro Mercado cuenta que Izquierda en Positivo nace tras su decepción con la izquierda actual, tanto “tradicional como posmoderna”. “Unos y otros”, afirma, “han traicionado sus principios para echarse a los brazos de los nacionalistas, defendiendo de manera descarada sus postulados. Esto ha llevado a sus votantes al desconcierto y la indignación”. Así, era necesario “dar un paso adelante y fundar un partido nítidamente de izquierdas pero no nacionalista”.

En cualquier caso, ambas formaciones son conscientes de que, a día de hoy, la mayoría de los electores de izquierdas contrarios al procés apuestan por Ciudadanos —como ocurrió en las últimas elecciones catalanas—; una formación de centro que, si bien cree superado el eje izquierda-derecha, rechaza etiquetarse como “conservadora” para hacerlo como “progresista”. Sin embargo, tanto dCIDE como Izquierda en Positivo resaltan múltiples diferencias entre su ideología y la que profesa el partido de Albert Rivera.

En el caso de dCIDE, la principal es que reivindica la etiqueta de la que Cs renegó en su último congreso: la socialdemocracia. En cambio, según Robles, el término progresista ya no dice nada, sirve lo mismo para un roto que para un descosido”. Asimismo, denuncia que la formación naranja ha ido variando su postura sobre la inmersión lingüística o el cupo vasco en función de las circunstancias. “Nosotros, por el contrario, queremos que la educación y la sanidad vuelvan a ser competencia del Estado. Sin matices. Somos una izquierda jacobina sin complejos”, declara.

Izquierda en Positivo, por su lado, aspira a transformar la sociedad oponiéndose al poder de las “oligarquías financieras, los mercados y la banca”. “No veo a Ciudadanos defendiendo nada que se le parezca”, precisa su portavoz. A su juicio, los de Rivera solo desean hacer “reformas estéticas para que todo siga igual; y no dudan en votar junto al PP, PDCAT o el PNV cuando los intereses económicos de su clase están en juego”.

A pesar de que estos dos partidos representan distintas sensibilidades dentro de la izquierda —socialdemócrata en el caso de dCIDE, transformadora en el de Izquierda en Positivo—, algunas voces han señalado la idoneidad de que en el futuro sumen fuerzas para combatir más eficazmente el secesionismo. Es lo que propone la Plataforma Ahora, entidad que nació a comienzos de 2017 para reivindicar una opción política de izquierdas ajena al nacionalismo y que cuenta con el respaldo de intelectuales como Fernando Savater o Andrés Trapiello.

“No queremos que existan muchos partidos pequeños, sino solo uno”, explica su portavoz, Gorka Maneiro. Para el que fuera líder de UPyD, es imprescindible que “estos y otros grupos den menos importancia a las siglas y personalismos, y terminen fundiéndose para crear una fuerza más potente”. Con esa idea en perspectiva, la organización celebró, junto a Izquierda en Positivo y La Izquierda hoy, el pasado 27 de octubre un acto en Madrid bajo el lema Por la unidad de la izquierda no nacionalista. Según Maneiro, gestos como ese persiguen que “ante una izquierda complaciente con el nacionalismo, la otra dé ya los pasos que hagan falta para unirse y combatirlo”.

Por Óscar Benítez

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.