La ex CDC, un carrusel de imputados

Sigue el carrusel de ex dirigentes de Convergència Democràtica que están bajo la lupa de la Justicia por presunta corrupción. Ahora le ha llegado el turno a David Madí, uno de los hombres de la máxima confianza de Artur Mas. Un juez de Barcelona ha investigado en los últimos meses a este político secesionista, que fue secretario de comunicación del Govern, por su presunta implicación en una trama de facturas falsas.

El magistrado ha concluido sus pesquisas y ha decidido mantener a a Madí como investigado, lo que antes se conocía como ‘imputado’, rechazando su petición de archivo. El auto destaca que un productor audiovisual aparentó de forma fraudulenta la adquisición de bienes y servicios con el objetivo de aumentar de forma ficticia los gastos deducibles del impuesto de sociedades y las cuotas del IVA soportado en el 2011.

La lista de ilustres convergentes acusados, investigados o condenadas es cada día más larga y queda claro el por qué esta formación ha apretado a fondo el pedal para la secesión de Cataluña de un Estado de derecho como España. Todo por conseguir la impunidad.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo