Este jueves, último acto de CLAC de esta temporada

El centro cultural Centro Libre. Arte y Cutura (CLAC), reconocido por estar luchando diariamente para avivar el debate cultural en Barcelona y Cataluña para que no esté secuestrado por la imperante cultura única nacionalista, organiza este jueves 22 de junio a las 19.30h su último acto de la temporada. La conferencia, titulada “La revolución conservadora en Rusia y sus consecuencia para Europa”, la impartirá Carmen Claudín, investigadora senior asociada del Barcelona Centre for Internacional Affairs (CIDOB).

El evento, que se encuadra dentro del ciclo Cultura y Precipicios que ha celebrado CLAC para ir repasando el papel de la cultura en los grandes conflictos de finales del siglo XX y principios del XXI, tendrá lugar en la sede de la Agencia Manifiesto (Carrer de Trafalgar, 38, Barcelona, Metro L1 y L4 Urquinaona) y clausurará la temporada hasta septiembre, por lo que la organización invitará a todos los asistentes a una copa de cava catalán.

La conferenciante Carmen Claudín quiere explicar cómo  “desde el regreso de Putin a la presidencia de Rusia en marzo de 2012, la orientación ultraconservadora del discurso dominante originado desde el poder ha crecido en intensidad y en amplitud de los temas implicados: militarización de la educación, concepción del papel de la mujer y de la violencia de género, homofobia y familia, relación con las minorías y los inmigrantes, papel de la religión, concepción del uso de la fuerza y su papel en la visión de la relación con el mundo, revisión de la historia, exaltación del discurso identitario y del patriotismo, etc”.

Por otro lado, “muchos intelectuales, pasiva o activamente, han abrazado esta nueva ideología que define ‘qué es ser ruso hoy’ y la intelligensia del país ha visto declinar hasta desaparecer su papel de consciencia moral en la sociedad”, sostiene la investigadora.

En este contexto, Ucrania se ha convertido para el Kremlin en un símbolo de la lucha de Rusia contra un Occidente degenerado y por la afirmación de su identidad nacional.

En poco años, Putin se ha convertido en el icono del pensamiento y los políticos ultraconservadores en el mundo. Y los vínculos del Kremlin con partidos y grupos de ultraderecha, y también de ultraizquierda, se han ido estrechando y consolidando a través de Europa”, destaca Claudin.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo