“Esta escalada de acoso ha llevado a usar a los Mossos como policía política”. Comunicado de Resistencia Alta Tabarnia

Comunicado del Grupo de Resistencia Alta Tabarnia tras las catorce identificaciones practicadas por los Mossos d’Esquadra en diversas localidades de la provincia de Tarragona:

El Grupo de Resistencia Alta Tabarnia está formado por catalanes pacíficos que abarcan todo el espectro político, social, cultural y económico, uniéndonos una única finalidad: conseguir que no se produzca una ocupación permanente del espacio público con elementos partidistas que no representan al conjunto de catalanes, y ensucian,  degradan y deslucen las calles de nuestras poblaciones.

Consideramos que nuestras acciones de limpieza son actos cívicos que contribuyen a la paz social, la neutralidad política y el cuidado del medioambiente, están amparadas por las leyes, tal como ha declarado la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, máxima autoridad judicial de Cataluña.

Por el contrario, quienes ensucian el medioambiente con plásticos contaminantes se adueñan de los espacios públicos, los degradan y deslucen contraviniendo las normas básicas de convivencia establecidas por las normas locales, autonómicas y estatales las sancionan.

No pueden ampararse en la libertad de expresión porque sobrepasan sus límites con actos que contravienen la legalidad vigente. Por el contrario, nuestras acciones de limpieza son legales y están amparadas en la libertad de expresión, ya que muestran nuestra disconformidad con la contaminación del medio ambiente, derecho fundamental que pretenden vulnerarnos.

Con motivo de evitar cualquier tipo de conflicto o división social, tomamos una serie de precauciones. Por ello planificamos nuestros recorridos empleando mapas, para que la limpieza sea breve; los horarios, actuando en horas nocturnas de menor afluencia de personas para evitar la conflictividad; la indumentaria, buscando la discreción y prevención de la difusión de nuestra imagen en redes sociales que grupos radicales puedan emplear para señalarnos y tomar represalias contra nosotros o nuestras propiedades.

Con el mismo fin de evitar represalias actuamos en poblaciones distintas de aquéllas en las que tenemos nuestra residencia, a petición de los habitantes de las poblaciones en las que limpiamos. En nuestras poblaciones de origen limpian personas de otras poblaciones. Para limpiar las vías públicas utilizamos herramientas como cutters para cortar los lazos y otras propias de la jardinería que en ningún caso constituyen armas, según la normativa vigente.

En los últimos días se ha producido una escalada de acoso de la Generalitat contra los grupos de ciudadanos que nos dedicamos altruistamente a limpiar nuestras poblaciones de plásticos contaminantes y otros elementos que deslucen los espacios públicos. Actividad que deberían realizar los servicios públicos, pero no los limpian, infringiendo sus deberes legales, porque están dirigidas por autoridades nacionalistas que cometen una evidente prevaricación.

Esta escalada de acoso ha llevado a utilizar a los Mossos d’Esquadra a modo de policía política para intimidar a los pacíficos ciudadanos que realizan dichas actividades de limpieza. Dando lugar a que mossos independentistas se excedan en sus funciones y cometan actos ilícitos, vejaciones, humillaciones y coacciones contra los ciudadanos que realizan actos de civismo.

El pasado día 17 de agosto de 2018, los Mossos d’Esquadra recibieron un aviso de que supuestamente unos ciudadanos estaban intentando retirar el cartel ilegal no homologado de “Municipio de la República Catalana” colocado en la entrada de Mora la Nova, lo cual no constituye ningún acto ilícito en sí, por lo que Mossos deberían haber ignorado el aviso. Con este pretexto identificaron a 14 catalanes que se encontraban en las proximidades, algunos de los cuales suelen participar en las actividades de Resistencia Alta Tabarnia.

El dispositivo policial duró en total más de dos horas y fue claramente desproporcionado, porque estuvo integrado por cuatro patrullas y una ambulancia frente a un coche con cuatro personas en Mora la Nova, dos policías por cada identificado. Durante el cual se desatendieron avisos de ciudadanos que denunciaban que se estaban produciendo, en esos momentos, robos en lugares cercanos. Tal como se pudo escuchar de las emisoras policiales durante las identificaciones.

Se dio preferencia a la identificación de las personas que pudieran estar dedicándose a la limpieza de plásticos amarillos, sobre los actos delictivos que se estaba produciendo. Y se inició una cacería para localizar y acosar a los demás coches que participaban en la limpieza, movilizando a otras patrullas. Afortunadamente otros vehículos no fueron identificados, evitando ser sometidos a vejaciones.

Durante la intervención policial los identificados en Mora la Nova fueron sometidos por quien ejercía de jefa del dispositivo policial y otro mosso a un trato degradante, con vejaciones, humillaciones, coacciones y una actitud hostil e intimidatoria, motivado por un manifiesto odio ideológico. Así lo evidenciaban tanto su forma de dirigirse a los identificados, como las decisiones arbitrarias, injustificadas y desproporcionadas que adoptaron durante su intervención, sometiéndoles a toda clase de procedimientos policiales indicados para delincuentes peligrosos como cacheos en vía pública, registros, pruebas de alcoholemia, drogotest, intervención de linternas frontales, mapas de poblaciones en los que se marcaban las zonas a limpiar, útiles de jardinería… que se encontraban en el vehículo y los identificados no portaban encima. Ninguno de los objetos decomisados puede considerarse, atendiendo a la legislación vigente, como arma.

Los medios de comunicación nacionalistas han difundido que los 14 identificados son un grupo de radicales organizados de forma paramilitar, con la presunta participación de un miembro de la guardia civil. Lo cual está muy alejado de la realidad. En cuanto a los que suelen participar en nuestras actividades, se trata de catalanes sin marcadas tendencias políticas que realizan actividades altruistas y pacíficas de carácter cívico en beneficio de la sociedad, carentes de cualquier tipo de reproche legal, amparados por las normas democráticas de convivencia. No obstante, han sido sometidos a toda clase de vejaciones intimidatorias por policías fanatizados por su ideología independentista en desprestigio de los demás mossos que ejercen sus funciones con total imparcialidad.

Ante tales actos nuestra respuesta va a ser decidida, hemos recabado asesoramiento legal para ofrecerlo a los ciudadanos identificados, con el fin de emprender acciones legales contra los excesos cometidos en la intervención policial.

Ante la avalancha de solicitudes recibidas para participar en nuestros actos de limpieza, desde que se hizo pública la identificación de los 14 catalanes, recordamos que somos ciudadanos que altruistamente empleamos medios particulares limitados, solo podemos emplear nuestro escaso tiempo libre, por lo que rogamos paciencia. Las solicitudes serán atendidas.

(Se adjuntan fotogramas de la grabación de audio y vídeo que hemos recibido, desenfocadas para que no se reconozcan a los agentes, en las que se aprecia el despliegue policial)


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en este enlace de Amazon. ‘El hijo de la africana’ de Pau Guix en este enlace de Amazon.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo