Cs rechaza las acciones “de pelotones vestidos de negro y con la cara tapada”

“Ciudadanos condena la violencia venga de donde venga; pero no los he visto nunca a ustedes condenar la violencia contra los partidos constitucionalistas”.

Así se ha dirigido la diputada de Ciudadanos (Cs), Sonia Sierra, a los partidos separatistas, que votaron en el Parlament en contra de una propuesta de la formación naranja para condenar la violencia. 

“Nosotros condenamos el ataque de la ultraderecha a Blanquerna, a Catalunya Ràdio y el incendio del Ateneu en Sarrià, así como los ataques machistas dirigidos a las mujeres de la CUP”.

Sierra ha defendido esta postura después de recordar que su formación ha sufrido la violencia “en primera persona” con ataques en sus sedes, agresiones a concejales y afiliados y nombramiento de personas ‘non gratas’ a Inés Arrimadas o Albert Rivera, entre otros.

Durante el debate de una propuesta de resolución sobre los autodenominados ‘Comités de Defensa de la República (CDR)’, la diputada de Cs ha rechazado las acciones “de pelotones vestidos de negro y con la cara tapada tirando neumáticos en la carretera para después prender fuego con líquido inflamable o cortando las vías del tren e impidiendo la libre circulación de las personas”. 

Ante esta situación, ha instado a JxCat y ERC a “poner fin al ‘procés’ fracasado, que solo ha conseguido causar fractura social en Cataluña”.

Sobre el caso del instituto El Palau de Sant Andreu de la Barca, Sonia Sierra ha expresado “todo el apoyo de Cs” a los 200 estudiantes que se manifestaron en las puertas del centro para pedir respeto por sus compañeros hijos de Guardias Civiles.

Y también ha condenado las pintadas que se han hecho en este mismo instituto y que considera “una muestra más de la fractura social que se vive en Cataluña y que ha sido provocada por los políticos independentistas”.


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo