Coscubiela: “Me partiré siempre la cara por los derechos de mis rivales ideológicos”

Joan Coscubiela durante una sesión en el parlamento de Cataluña

Hoy podemos leer en la contra de La Vanguardia una gran entrevista a Joan Coscubiela, que en su día despertó el aplauso de las fuerzas constitucionalistas en el parlamento de Cataluña, por su marcado discurso contrario a las tesis y a las formas de los separatistas.

El ecosocialista lo tiene muy claro, ante los que muchos le han afeado que los partidos constitucionalistas le ovacionarán en sede parlamentaria, algunos incluso de su propio partido le echaron en cara aquella ovación, pero el lo tiene claro, muy claro, “me partiré la cara por sus derechos, por mucho que sean mis rivales ideológicos”, señala Coscubiela.

Su padre sufrió en sus carnes la dictadura, fue detenido cuando él tenía once años, “era obrero del metal. En un piso de 30 m2de la Barceloneta vivíamos mi yaya, mis padres, mi tía y yo. Y un día, la policía se lo llevó…, yo estaba jugando en la calle, y él me dijo: “Me voy con estos señores, ahora viene la yaya”. Era el año 1965, yo tenía once años. Le acusaban de asociación ilícita y propaganda ilegal: era uno de los fundadores de Comisiones Obreras en Catalunya, y estaban organizando una gran huelga. ¡Ahí me enteré, no lo sabía!”, afirma Coscubiela.

El que fuera diputado en el parlamento de Cataluña odia el engaño, las dobles caras y acusa directamente al independentismo de llevar a cabo esa táctica, “los líderes del independentismo alentaron en la gente una ilusión… que sabían que no iban a poder satisfacer. Mas recogió el descontento de las clases medias y les prometió su Ítaca, Junqueras se sumó… ¡y los dos coches del independentismo iniciaron una carrera entre ellos!“, señala Coscubiela, siempre muy crítico con el separatismo.

Coscubiela lamenta que el separatismo no sea capaz de hablar claro a su gente y les diga que ¡basta de fantasías!, a su vez lamenta que Puigdemont y los Jordis sigan en prisión y pide a Rajoy que no luzca el traje de la victoria, y mucho menos con humillación.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo