Bolardo voy, bolardo vengo

Las muestras de manipulación interesada de todo lo que rodea la amplia sombrilla del omnipresente proceso va haciendo necesaria una dotación extraordinaria en divanes y, por consiguiente, la contratación masiva de psiquiatras para la atención preferente de todo ese colectivo político-social que sigue enfundado en la adaptación cubana de la bandera de la Corona de Aragón.

Conforme avanzan los días, acercándose el momento culmen de su esquizofrenia (apelando a una “democracia” que convoca a un acto democráticamente ilegal), nos vemos obligados a convivir con sus sandeces y fantasmadas partidistas.

No podemos dejar de asombrarnos con el mercadeo interesado de medallas otorgadas con fines mediáticos y ensalzadores en favor de un cuerpo policial al que se le da bombo, con el único afán de apegarlo a los designios interesados de los que lo han situado entre el sentido común y la honestidad de la mayoría de sus agentes, y la paranoia secesionista de sus mandos políticos. Y todo ello con el objetivo claro de excluir interesadamente los reconocimientos y contribuciones de nuestra Policía Nacional y nuestra Guardia Civil que, durante los 365 días del año, tan buen trabajo realizan pero que se ven estigmatizados por llevar la bandera de todos en la manga de sus uniformes. No deja de ser un ejemplo más de la obsesión monocromática de los gobernantes bananeros que tenemos con despacho en la Ciudadela de Barcelona.

Eso sí, debemos sacarnos el sombrero por el desempeño realizado por el “Mosso” que, con formación militar en la Legión española, dejó K.O. a los de Cambrils y, por otro lado, reconocer el apoyo mostrado por parte de nuestras instituciones nacionales, con el Rey a la cabeza, al que siempre le agradeceremos su presencia en nuestra ciudad.

Desgraciadamente, seguimos indirectamente contentando al separatismo negando la posibilidad de que el ejército patrulle y proteja a la sociedad (el famoso nivel 5), como sucede en otros países de nuestro entorno igualmente amenazados, y continuamos a la espera de que se atiendan los consejos enviados a la Generalitat y Ayuntamiento para instalar medidas de protección para los ciudadanos.


Puedes colaborar con elCatalán.es para que siga con su labor de defender la Cataluña real, la Cataluña que quiere formar parte de una España democrática, participando en la campaña de crowdfunding, aquí tienes los detalles. O comprando el libro ‘La Cataluña que queremos’. Aquí, más información.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo