Batalla mediática exterior

En un artículo de opinión es muy complicado sintetizar porque lleva fracasando años el Estado en la respuesta al secesionismo en el ámbito social, parlamentario y de poder local en Europa.

Es innegable que a nivel de cúpulas estatales el movimiento secesionista, principalmente catalán, no ha tenido ningún éxito ni reconocimiento. Pero, como evidencia continuamente mi amigo François Meylan, por debajo de las cúpulas estatales tienen éxito, es una lluvia continua que acaba calando profundamente y luego nos sorprendemos con cartas de parlamentarios franceses, actos públicos en Suiza o recepciones oficiales en Perpiñán.

Obviamente, no es fruto de la casualidad y si bien el ideólogo Gene Sharp está perdiendo influencia en los movimientos secesionistas de España en relación al ‘Manual de la desobediencia civil’, de los hermanos Paul y Mark Engler, los objetivos de ataque a los pilares de nuestro sistema democrático siguen intactos.

El Estado ni ejerce ni promueve una guerra de guerrillas digital como su contraparte ideológica le postula hace años, pero tampoco la tiene a nivel del terreno en países europeos y occidentales. La imagen exterior sería un claro pilar estratégico.

Es asombroso ver como países como Suiza, Italia, Francia, Bélgica, con comunidades estadísticamente elevadas de ciudadanos españoles de origen o segundas generaciones, pasan olímpicamente de los continuos y reiterados actos secesionistas organizados para denigrar la imagen de España.

El Estado se conforma con macrocampañas de marketing con estrellas internacionales españolas que no tienen una afectación objetiva y práctica en el día a día parlamentario, social o de poder local en muchos pueblos y ciudades europeas donde el secesionismo campa a sus anchas.

La única explicación lógica que podríamos encontrar es que las embajadas y consulados no hacen su labor y se centran en actividades extraordinarias obviando las ordinarias.

En relación a las ordinarias y comparándolo con la multitud de entidades constitucionalistas en España y sus continuas actividades, los españoles en Europa no están activados.

Luego no solo es culpa del Estado, también los partidos políticos constitucionalistas estarían errando la estrategia y los perfiles de sus representantes en territorios occidentales.

Escoger delegados que viven permanentemente en dichos países es un riesgo si no les exiges y fiscalizas acciones concretas, porque la realidad política española les queda alejada y no les interesará destacar ante un sistema al que se han adaptado.

Se necesitan perfiles dinámicos porque estamos en una guerra de guerrillas y sólo hay que ver la proliferación de actos del secesionismo catalán para ver que perdemos por goleada.

Organizar paellas y ver partidos de las selecciones absolutas deportivas es patriótico en situaciones normales pero en la situación excepcional actual se requiere de una implicación superior sobre el terreno que permita que todos estos actos, entrevistas televisadas, visitas políticas a lugares emblemáticos, presentaciones de libros, conferencias en universidades, etc… tengan la correspondiente réplica constitucionalista tanto en una gran capital europea como en un modesto pueblo.

Para ello es imprescindible la actividad de cientos de miles de ciudadanos españoles en el extranjero, que conocen el terreno, los recursos y los medios para trasladar la otra versión.

Y eso solo lo pueden conseguir los partidos políticos constitucionalistas y el Estado reorientando su maquinaria operativa a los actos ordinarios dónde derrota tras derrota se pierden las guerras.

David Hernández es presidente de Politeia


'El complot de los desnortados' es una visión valiente y sincera de los últimos años de proceso secesionista. El autor, el ex diputado del PSC Joan Ferran, revela cómo apostó por un frente constitucionalista con Cs, y como la postura de Rivera de competir con el PP le decepcionó. En estas páginas critica la deriva nacionalista de algunos sindicalistas y 'progresistas' diversos y relata aspectos de la intrahistoria de los socialistas catalanes. Lo puede comprar en este enlace de Amazon o en este de Iberlibro. Si lo compra mandando un correo a edicioneshildy@gmail.com y paga por transferencia bancaria o paypal le regalamos un ejemplar del libro 'Desde la aspillera', del mismo autor (PVP total: 16 euros).

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.