Atacadas las sedes del PSC en Terrassa, Vilanova i la Geltrú y Sant Feliu de Guixols

La sede del PSC en la localidad barcelonesa de Vilanova i la Geltrú ha sido apedreada por unos radicales que han dejado desperfectos en la vidriera que sirve de fachada al local. La detención de Carles Puigdemont en Alemania sirve de excusa a los más violentos para mostrar lo que realmente son.

No ha sido la única sede del PSC atacada en las últimas horas, la de la localidad gerundense de Sant Feliu de Guixols también ha sufrido un ataque vandálico por parte de radicales secesionistas que se han tomado una barra libre de totalitarismo.

“Ni olvido ni perdón” y “traidores PPSOE” son los mensajes de ‘buen rollo’ de estos ‘revolucionarios de las sonrisas’. Siempre han sido violentos, pero hasta ahora lo intentaban disimular.

Y como no hay dos sin tres, la sede de los socialistas catalanes en Terrassa también ha sido vandalizada. Pintadas de “complices” y vidrios rotos por parte de ‘descontrolados’ que recuerdan a los comandos profascistas de los últimos años del franquismo.

Los ‘revolucionarios de las sonrisas’ ahora han dado rienda suelta a sus verdaderos instintos. Amenazas a conductores, ataques a sedes de partidos políticos, coacciones en las calles, destrozo de mobiliario urbano, daños a comercios…

Los ataques han llegado hasta los negocios de líderes socialistas, como es el caso de Enric Roig, portavoz de esta formación en el Ayuntamiento de Tortosa y ex presidente del Consejo Comarcal del Baix Ebre.

Su taller de arquitectura ha sido vandalizado por otros violentos desconocidos. Sin duda, han sido unas jornadas de mucha actividad para los más radicales.

 

 

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo