40 libros para una Barcelona plural. ‘155. Los días que estremecieron a Cataluña’, de Teresa Freixes

Barcelona, como capital de Cataluña, ha sido el epicentro del proceso secesionista que tuvo uno de sus puntos álgidos en los plenos del Parlament del 6 y el 7 de septiembre de 2017 en los que se aprobaron la Ley del Referéndum y la de Transitoriedad Jurídica. El libro ‘155. Los días que estremecieron a Cataluña’, de la catedrática de Derecho Constitucional Teresa Freixes (Doña Tecla Editorial), analiza desde aquellos días hasta la sesión constitutiva del Parlament salido de las urnas el 21 de diciembre, pasando por la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

En esos días frenéticos Barcelona fue uno de los centros informativos más importantes de Europa, con buena parte de la opinión publicada del continente con sus ojos fijos en la capital catalana. Freixes analiza todo lo acontecido esos días tanto desde el punto de vista jurídico, como del político. Partiendo de la Ley, y de forma rigurosa, describe como el intento de los partidos secesionistas de vulnerar la Constitución Española no fue otra que cosa que una versión posmoderna del tradicional golpe de Estado.

Y avisa del peligro de este tipo de acciones vividas en Cataluña al asegurar que “no es necesario” que “se dé un golpe de estado clásico para iniciar un régimen totalitario”. Y alerta sobre que la “represión” de los nuevos “totalitarismo” no hace falta que se ejerza con “brutalidad”, dado que “puede ejercerse sutilmente lanzando al contrario al ostracismo político o social”. Y añade que “no necesitan establecer directamente la censura informativa, puesto que pueden fácilmente apropiarse del control ideológico de los medios de comunicación ya sea directamente o mediante la técnica de la subvención”.

Pero no solo analiza la situación catalana. En esta obra Freixes narra lo que ha vivido, en primera persona, en ciudades como Mostar o en zonas como el Ulster, con sociedades en conflicto civil que incluso desencadenaron en guerras o en atentados terroristas continuos. Y denuncia que lo más terrible en estos conflictos, y en otros similares, fue la fractura social que los estallidos secesionistas originaron.

Y cuenta como todavía en Mostar, todavía ahora, cruzar el río Neretva es casi un imposible para cualquier habitante del lugar por la ruptura entre las comunidades bosnia y croata, asentadas mayoritariamente en orillas enfrentadas, excepto el 5% de la otra comunidad que los Acuerdos de Dayton obligaron a residir en “territorio ajeno”. Y cómo no existe diálogo civil entre ambas comunidades. O cómo todavía existen los agujeros en las paredes de las casas que evidencian que la guerra constituyó un enfrentamiento directo con los vecinos de la misma calle.

O como en Belfast, todavía ahora, los muros que separan los barrios “católicos” y “protestantes” cierran sus puertas metálicas al atardecer, en teoría para impedir enfrentamientos, pero en la práctica para mantener el aislamiento de cada una de las dos comunidades que se han enfrentado durante años. Y Freixes relata, con dolor, como no se matan pero continúan odiándose. Y denuncia cómo en ambos conflictos, el bosnio y el norirlandés, fueron las cuestiones identitarias las que llevaron a un enfrentamiento armado, ya terminado, y a un conflicto civil que hoy en día está muy lejos de cerrarse.

El libro finaliza con el capítulo titulado “HACER POLÍTICA” en el que la autora denuncia la falta de empatía entre los dirigentes políticos y el conjunto de los votantes, tenga la ideología que tena cada ciudadano. Y defiende que “en aras de la formación de acuerdos, en las democracias de nuestro entorno, podríamos fijarnos en otros parámetros. (…) No creo en el cambio que derive de una concepción de “vencedores y vencidos” o se fundamente en el ‘apartheid’. Ese cambio ha sido perpetrado excesivamente a lo largo de nuestra historia constitucional. Y ya sabemos con qué resultados. No ha habido, en estos casos, cambio verdaderamente democrático”.

Esta obra es un ensayo necesario para reivindicar la política en mayúsculas para gestionar los conflictos sociales dentro del marco legal democrático y, sobre todo, para solucionar problemas, no para crear otros nuevos.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.