“Defender la unidad de España es un valor de izquierdas”

Concentración ante el Parlament. Foto: Foro Izq. No Nacionalistas

El miércoles, con motivo de la sesíón plenaria del Parlament, un centenar de ciudadanos convocados por el Foro de las Izquierdas No Nacionalistas se concentraron ante sus puertes para dejar clara su oposición a la consulta ilegal que la Generalitat pretende convocar. El eslogan unitario de la manifestación era “1-O. Estafa antidemocrática”

Las organizaciones convocantes integradas en el Foro de las Izquierdas No Nacionalistas eran: ACP. dCIDE, ASEC/ASIC, En Positivo y Recortes Cero. Los asistentes construyeron un muro de cartón en el que podía leerse: “No queremos muros ni de Trump ni de Puigdemont”. Durante la concentración se pronunciaron diversos discursos, el primero de ellos de Antonina Rodrigo, escritora y Cruz de  Sant Jordi que aseguró “que Cataluña ahora está parada y queremos que tire para todos“, reivindicó la unidad y animó a “seguir trabajando”.

Miguel Candel, Presidente de la Asamblea Social de la Izquierda de Cataluña, recordó, en alusión al eslogan de la concentración que “el franquismo realizó tres referéndums por lo que la idea de referéndum no implica democracia. Dada la legislación vigente, que es cambiable, los derechos que algunos reclaman no se pueden reivindicar de manera unilateral ya que afecta al resto de españoles”. Y recordó que “quien puede determinar a cuantos kilómetros se acaban tus derechos de ciudadanía esta pretendiendo un privilegio”.

Toni García Pérez, de la asociación Progresistas en Positivo, aseguró que “todos somos iguales”, criticó la corrupción “que afecta a nuestros servicios sociales y derechos” y dirigiéndose a Puigdemont le recordó “que su tiempo se acaba: tic tac, tic tac”.

Vicente Serrano, de Alternativa Ciudadana Progresista, comenzó su alocución llamando a las izquierdas “a no asistir a esta barbaridad con la flor del derecho a dividir en la mano“. Reivindicó que “desde la radicalidad democrática y desde la defensa del pueblo trabajador, único concepto de pueblo con sentido, hemos de enfrentarnos a esta locura que lleva a la debilidad y al enfrentamiento entre los que sufrimos la explotación”.

También aludió a “la diversidad de Cataluña, más aun que España en su conjunto”, y afirmó que no quieren la uniformidad identitaria. y reclamó “mantener esa diversidad de hecho y que esta se refleje en las instituciones y luchar por la igualdad de derecho. Esa es la clave: La Igualdad”.

Santiago Trancón, de dCIDE, afirmó que “lo que están aprobando en el Parlamento es un simulacro en contra de la mayoría de los trabajadores” y añadió que “la izquierda se ha puesto al servicio del poder nacionalista”. Y aseguró que “hay una izquierda que se rebela contra esos engaños marrulleros”.

Nuria Suárez, de Recortes Cero, hizo una llamada a la unidad y reclamó que “defender la unidad de España es un valor de izquierdas”. Recordó “las múltiples luchas que los españoles hemos realizado contra las injusticias” y que “la unidad es imprescindible para conseguir la redistribución de la riqueza”. También criticó a la presidenta del FMI, afirmó que “Rajoy y Puigdemont son las dos caras de una misma moneda, España es más esos dos”.

Por último hizo un llamamiento a la unidad de los demócratas contra “esta estafa antidemocrática del 1 de octubre, que solo puede traer confrontación”. Tras los discursos se simuló derribar el muro, como símbolo de la concordia entre ciudadanos y como un canto a la libertad.