Xavier Sardà ironiza sobre el deseo de Núria de Gispert de mandar “de vuelta” a Inés Arrimadas a Cádiz

Xavier Sardà ha ironizado en un artículo en El Periódico sobre como los secesionistas reparten carnets de buenos y malos catalanes a cuenta del mensaje que Núria de Gispert mandó a Inés Arrimadas en el que le aconsejó que se vuelva a Cádiz. A la ex presidenta del Parlament no le gustó que la líder de Ciudadanos asegurara que “Cataluña no se puede permitir cuatro años más de procés”.

“Se ve que, como Arrimadas llegó a Catalunya en el 2008, no es tiempo suficiente para poder decir que «Catalunya no se puede permitir cuatro años más de procés». «¿Pues por qué no vuelves a Cádiz?», le ha contestado De Gispert. Quizá debería tener en cuenta el tribunal, antes de la expulsión de la señora Arrimadas, que está casada con un catalán puro. Recuérdese el caso del geopolítico nazi Albrecht Haushofer, casado con una mischlinge (judía cruzada). Incluso Goebbels tuvo una novia judía en su juventud”, argumenta Sardà.

Y sigue: “No es fácil definir exactamente las cosas. Si aplicamos aquí el ímprobo trabajo clasificatorio alemán, diríamos que: Mal catalán será el que tenga por lo menos tres abuelos no catalanes, fuera cual fuera la religión que profesaran. Sería asimismo mal catalán el que tuviera dos o un solo abuelo medio charnego. Los catalanes con dos abuelos charnegos de primer grado pueden ser reclasificados en razón de su comportamiento y convertirse en catalanes de pago y no serán expulsados”.

Tras teorizar sobre cómo un “tribunal patriota” analizaría el caso de Inés Arrimadas, relata que Gispert rectificó con esta expresión: “Lamento lo que he dicho a la Sra. Arrimadas”.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo