Unas elecciones muy abiertas

El panorama electoral de CUP, ERC y PDeCAT está lejos de ser arrollador y se aleja de la “gran mayoría de país” que buscan a pesar de la sobremovilización del secesionismo por los encarcelamientos de Oriol Junqueras y otros ex miembros del Gobierno catalán, y la detención en Bruselas de Carles Puigdemont y los cuatro ex consejeros que le acompañaban.

Dos encuestas electorales publicadas por La Razón y La Vanguardia este fin de semana de cara a las elecciones autonómicas del 21 de diciembre confirman la tendencia marcada por el sondeo publicado por el digital El Español hace unos días: los partidos secesionistas bordean por los pelos la mayoría absoluta en el Parlament, situándose ligeramente por debajo o por encima, según el estudio.

Los ‘comuns’ de Ada Colau, que ha abandonado su equidistancia y ya llama “presos políticos” a los detenidos por la Justicia, no es la opción en auge que se perfilaba como alternativa a Esquerra.

La confluencia de Podemos queda muy lejos de los resultados conseguidos en los dos últimas elecciones generales, en las que se situó como primera fuerza en Cataluña. En todos los sondeos queda por debajo de ERC, Cs y PSC, luchando por ser la cuarta fuerza con PDeCAT e incluso con el PP.

Las elecciones autonómicas están más abiertas que nunca, y los partidos constitucionalistas tienen la opción de acabar con la hegemonía electoral del nacionalismo en el Parlament.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo