Una sindicalista llama en TV3 de manera despectiva “señorita” a Inés Arrimadas y afirma que “ofende a la población catalana”

Afra Blanco, una de las tertulianas que participaron en la edición del 5 de diciembre del programa informativo Més 324 del 3/24, uno de los canales de Televisió de Catalunya, la casa madre de TV3, llamó de forma despectiva “señorita” a la candidata a la presidencia de la Generalitat por Ciudadanos, Inés Arrimadas.

Blanco, a la que presentan como “sindicalista”, comienza afirmando que el programa electoral de Ciudadanos está lleno de “contradicciones y falsedades”. Del programa del Partido Popular comenta que “no lo he encontrado” y apostilla que “puede ser que no tenga programa”.

Unos minutos después, tras la emisión de un vídeo con unas declaraciones de Inés Arrimadas, Afra Blanco afirma que “quiero decir muchas cosas de esta señorita”. El presentador, Xavier Graset, ante el tono despectivo empleado por Blanco la corrige y dice que Arrimadas es “candidata” y que el termino ‘señorita’ “no existe en catalán” y que el correcto es “señora”.

Blanco, que no corrige su actitud tras el toque de atención que le da Graset, asegura que “si alguien se puede sentir ofendido” les recuerda, a su parecer, que “ella [Arrimadas] ofende continuamente a la población catalana”.

Unos instantes después afirma que en el programa de Ciudadanos hay “tonterías”, para referirse a contradicciones entre algunas propuestas de la formación naranja y su comportamiento en el pasado. Blanco asegura que “en el seno del su programa electoral podemos encontrar tonterías tan grandes como un pacto de igualdad entre hombres y mujeres” ya que “lo dice un partido votó en contra de las cuotas de paridad” en el Parlament.


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo