Un impresentable no puede ser presidente de todos los catalanes

La que fue bautizada como la “revolución de las sonrisas” demuestra que éstas eran, siendo muy benévolo, forzadas. Aunque no debemos engañarnos, desde sus comienzos sabíamos la mayoría que eran del todo falsas.

Tan solo era cuestión de tiempo que se les viera el plumero y su campaña de marketing, estudiada y pretendidamente dulcificada, cayera como un castillo de naipes.

La evidente falsedad, junto al talante conocido de los pastores y del rebaño, hacía incuestionable que tarde o temprano se viera traicionada su estrategia victimista, mostrándose al mundo como lo que son.

No podemos decir que sea una sorpresa. Pero podemos asegurar que ahora han conseguido que quede patente su condición ante la sociedad catalana, española y, como les gusta, internacionalizado a escala mundial.Ya nadie puede poner objeciones cuando se habla del carácter violento de la rebelión y de los rebeldes.

Aunque este guion lleva tiempo fraguándose hubo un cambio de escala cuando, ante la permisividad de quienes deben garantizar la aplicación de la ley y la seguridad, los fanáticos impusieron su negativa al derecho de manifestación el pasado 16 de septiembre, con continuidad en la cita del domingo 29.

Esperemos que se sepa solventar rápido esta injusticia, que denota la existencia de derechos en favor de solo una parte de la sociedad, dejándose de imponer el criterio y capricho de los que, erróneamente, piensan que la calle es solo suya.

A los que lideran el separatismo, fugados, presos o títeres, les debemos pedir que dejen de reírse de nosotros.

Ya no es posible negar la evidencia ni ocultar las arengas alentando a los fanáticos en su comportamiento. Escuchar al mayor cargo público de nuestra comunidad pedir a los violentos que “sigan apretando” es vomitivo. Para los catalanes que defendemos la legalidad y el sentido común es incomprensible, considerándolo suficiente para pedir su dimisión.

Aquellos que simpatizasen con los de la “no violencia” han podido ser testigos de la realidad, viendo el lanzamiento de yeso pulverizado colorido e irritante a los cuerpos de seguridad, las bolas de plomo lanzadas a distancia, el asedio a participantes en carpas de entidades constitucionalistas, los tabiques nasales rotos y sangrantes, el bloqueo y enfrentamiento con ciudadanos anónimos que pretenden usar infraestructuras para desarrollar su vida normal, la humillación y asalto a sedes de edificios públicos, la negación de derechos constitucionales de manifestación, etc.

Una desgracia desestabilizadora de una sociedad que ha sido un ejemplo de prosperidad y desarrollo.

Es necesario solventar de raíz el problema. No es posible vivir en una situación de desgobierno como la actual. No podemos estar condicionados por acuerdos y cesiones ocultos, a cambio de poder. El socialismo español no lo merece, a no ser que prime el conformismo y se congratulen del autoengaño de sus encuestas.

Aplicar un 155 sin complejos y contundente, cerrando medios incendiarios, suspendiendo gobiernos sectarios y reordenando competencias es prioritario.


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’, un ensayo con consejos para que cualquier ciudadano contribuya al combate democrático contra el nacionalismo catalán en este enlace de Amazon. ‘El hijo de la africana’, una recopilación de artículos de Pau Guix críticos con el nacionalismo catalán en este enlace de Amazon.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.