Un consultorio médico en la Cerdanya, dedicado a la propaganda secesionista

El consultorio médico de la localidad gerundense de Ger cuenta con unos cuantos lazos amarillos, una propaganda política que no debería estar presente en un centro de salud, un local que debería ser de atención igualitaria a todos los ciudadanos.

Su dirección ha permitido la exhibición de estos símbolos excluyentes que afirman que España no es un país democrático al permitir, según los que han puesto los lazos, que existan “presos políticos”.

No hay “presos políticos” en España, sino “políticos en prisión preventiva” para evitar su fuga, la reiteración delictiva o la destrucción de pruebas.

Este insulto a los millones de catalanes no secesionistas se permite en ámbito tan delicado como el de la salud, en el que la tensión política puede afectar al estado de ánimo de los pacientes.

Esta irresponsabilidad permitida por la dirección del consultorio es un ataque a la salud de los pacientes que pueden ver afectada su moral por trasladar una disputa política a un centro sanitario.

Independientemente que en el edificio se hagan otras funciones administrativas aparte de la de consultorio, debería primar la tranquilidad y crear buen ambiente para los pacientes, como no es el caso al existir en la fachada propaganda política.

Porque dicho consultorio está situado en dependencias municipales.


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en este enlace de Amazon. Y ‘El hijo de la africana’ de Pau Guix en este enlace de Amazon.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo