Sostiene el Korán

El Korán (el Grande) tiene 114 azoras o capítulos, cada uno de ellos invoca el nombre de Alá, el capaz de apiadarse. Al-Islam implica la idea de salud, integridad y paz que se da en quien se entrega o resigna a la voluntad de Alá. El libro sagrado de los musulmanes llega a denominar a Alá como el hueso del dátil “que saca lo vivo de lo muerto y saca lo muerto de lo vivo”.

Asimismo se puede leer: “No toméis a los judíos y a los cristianos como amigos”, pero también que “los que creen y siguen el camino recto, y los cristianos y los sabeos, quien cree en Alá y el día el último, y obran bien; esos tendrán su jornal con el Señor y no (habrá) temor sobre ellos y ellos no se entristecerán”.

Se puede leer la expresión ‘pueblo de delincuentes’ o ‘les pagaremos igual que lo hicieron’, pura ley del Talión. Diré que recuerdo a la madre Teresa cuando leo: “Y no mates a tus hijos por temor a la miseria; nosotros los sustentaremos a ellos y a vosotros; ciertamente su sacrificio es un pecado grande”. El Korán sostiene: “no obedezcáis el mandato de los que se exceden”, que corrompen y no obran bien. Y esto es aplicable, sin duda, a quienes se exceden en crueldad, que torturan y asesinan en nombre de lo Sagrado.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo