¿Podemos contar los millones de catalanes no separatistas con el Gobierno? ¿O vamos camino del gulag?

Cierta izquierda sigue instalada en el franquismo, y otorga al nacionalismo, incluso al criminal ligado a ETA, una patina de “progresismo” que si alguna vez tuvieron, la perdieron hace décadas. Los voceros de esta izquierda compañera de viaje del tribalismo nos obsequian, cada cierto tiempo, con las virtudes democráticas que tienen los independentistas, y acusan a los detractores del separatismo de ser estrechos de miras al intentar bloquear la “solución” al “conflicto político”.

El último episodio de blanqueamiento del separatismo ha venido hace unas horas, nada más y nada menos que desde una vicepresidencia del Gobierno de España. Decir que Jordi Sánchez y Jordi Cuixart son “demócratas” y que hay que “negociar” con ellos habrá satisfecho al señor Pablo Iglesias. A los millones de catalanes a los que estuvieron a punto de convertirnos en ciudadanos sin derechos políticos, no tanto.

El separatismo catalán es una maquinaria totalitaria que no acepta discrepancias: o estás con ellos, o no eres catalán y, por lo tanto, no eres un ciudadano. Ya se vio en los plenos del 6 y el 7 de septiembre de 2017 en el Parlament lo poco que importa al separatismo los derechos políticos de los diputados de la oposición. Y cada día, a todas horas, en la televisión que pagan todos los catalanes, TV3, se muestra la “pluralidad” que le gusta al secesionismo.

Cuixart, Sánchez, Junqueras, Rull, Romeva, Forcadell y el resto de condenados intentaron dar un golpe de Estado contra la democracia española. Sacaron a la gente a la calle a coaccionar a los discrepantes, intentaron amedrentar a la oposición, señalaron las casas de muchos que no piensan como ellos, se ha sometido al disidente a la muerte social, se han utilizado las administraciones públicas como botín de guerra para destinar sus recursos a conseguir la secesión…

Estos son los “demócratas” con los que el señor Pablo Iglesias quiere “negociar”. Nada nuevo, Podemos está instalado en el golpe de Estado separatista desde hace años. Son sus aliados y han apostado por esa vía para intentar alcanzar el poder absoluto, sin ser la muleta del PSOE. El problema es que no he escuchado al señor Pedro Sánchez desmentirle. Y eso me hace temer que en la ‘Mesa de diálogo’ puede acabar, si es que no lo está ya, en manos de los que están en prisión condenados por sedición.

¿Por qué el PSOE es tibio en este tema? Está claro que tenemos un gobierno que vive al día, y que su máxima obsesión, en medio de una epidemia y una terrible crisis económica, es intentar sobrevivir. Pero mientras Podemos marca la línea política del Ejecutivo, los socialistas van cayendo cada día, un poco más, en la telaraña separatista. Ya no sé si van a salir de ella. Incluso de si quieren hacerlo, tras el vergonzante documento con el logo del PSOE y Bildu que demostraban que consideran a los herederos de ETA como un igual. Lo que no vale es el postureo, o están con el tribalismo excluyente, o se le combate.

Si los millones de catalanes que estuvimos a punto de quedarnos sin derechos civiles, si el golpe de Estado del 1 de octubre hubiera triunfado, no podemos contar con el Gobierno de España para que nos defienda, ¿qué es lo que nos queda? ¿Ir continuamente a los tribunales a litigar contra la poderosa máquina administrativa del Ejecutivo central convertida en herramienta de apoyo al separatismo? ¿Estaremos oprimidos tanto por quienes mandan en Barcelona, como en Madrid? ¿Nos vamos a convertir definitivamente en españoles de segunda?

La falta de derechos humanos en España no se vive en la prisión de Lledoners, ni en los otros centros en los que cumplen su, corta condena, los procesados por el intento de golpe de Estado. Se vive en todos los pueblos de Cataluña gracias a JxCAT, ERC y la CUP. Con el apoyo activo y entusiasta de Pablo Iglesias y el silencio de Pedro Sánchez y el de los socialistas catalanes.

Parece que el PSC no ha aprendido de las docenas de sedes que los separatistas les han asaltado, de los centenares de militantes socialistas a los que han insultado, a los miles de personas que apoyan al PSC a los que han ‘señalado’ a lo largo de la geografía catalana por discrepar del independentismo.

Que tengan claro los socialistas catalanes que los independentistas nunca les van a considerar como a “iguales”. Siempre serán para la mayoría del separatismo “los del 155” y los “carceleros”, por mucho que ahora les utilicen para avanzar en sus objetivos políticos. Que no se olviden del 6 y el 7 de septiembre. A ellos también les pisotearon. Si no lo hacen ahora, lo harán cuando estemos todos en el gulag con los que el separatismo nos obsequiará cuando consigan su República Catalana en la que los jueces estarán sometidos al ‘president’ de turno.

Sergio Fidalgo es director de elCatalán.es

(NOTA: En estos momentos de crisis y de hundimiento de publicidad, elCatalán.es necesita ayuda para poder seguir con nuestra labor de apoyo al constitucionalismo y de denuncia de los abusos secesionistas. Si pueden, sea 2, 5, 10, 20 euros o lo que deseen hagan un donativo aquí).


‘Equidistantes exquisitos’ es el último libro de Antonio Robles, un ensayo que constituye, en palabras del economista Félix Ovejero, “un inventario del paisaje humano que allanó el camino a la locura nacionalista”. Cuenta con un prólogo del dramaturgo Albert Boadella. El PVP del libro es de 17 euros. Si desean pagar por tarjeta o paypal pueden hacerlo en este enlace del módulo de pago. Sigan los siguientes pasos: Pongan en el recuadro en blanco ("donaré”) el importe correspondiente al número de ejemplares que deseen (17 euros, si quieren uno; 34 euros, si quieren dos, y así sucesivamente). Pongan solo el número, no pongan la palabra “euros”. Sin añadir nada más hagan clic en el botón "donar". A continuación, le saldrá otra pantalla en la que le pedirán datos y pongan en el recuadro "información adicional" la siguiente información: "Libro Robles" y su dirección, código postal y un correo electrónico válido. Ha de escoger si quiere pagar por tarjeta de crédito o por paypal. Y luego dele a "realizar el pedido". Otra forma de adquirir el libro es escribiendo un correo a [email protected] y se les informará de otras formas de pago. El libro tardará unos 15 días, debido a la reducción del servicio de Correos. Si tienen dudas escriban al correo antes indicado.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.