‘El Periódico’ acusa a Montoro de “ahogar a los polacos” pero oculta información que beneficia a TV-3

Estudios de TV3 en Sant Joan Despí

El Periódico de Catalunya publicó una información el sábado titulada “Montoro ahoga a los ‘polacos'” y subtitulada “La deuda que Hacienda exige a TV-3 por el IVA podría vaciar la parrilla en septiembre”, en referencia al conflicto por el ÏVA que las televisiones autonómicas, y no solo la catalana, tienen con el Ministerio de Hacienda. Salió tanto en la versión impresa en papel como en la digital. La frase de “ahogar a los polacos” se refiere a que las dificultades económicas de TV-3 por esta cuestión podría llevar a la cancelación, entre otros, del espacio de sátira política ‘Polònia’, que es realizado por una productora externa, la de Toni Soler.

La información en El Periódico, que está firmada por Olga Lerín, comienza así (el texto en negrita es el que la redactora utilizó. También los enlaces):

“‘La tormenta perfecta’.  Así es como han definido representantes del sector audiovisual catalán, como productores, directores y actores, la situación por la que atraviesa en estos momentos el colectivo y que podría verse agravada si TV-3 prescinde de los programas que realiza con las productoras, como ‘Polònia’, ‘Està passant’, ‘APM?’ y ‘El foraster’, entre otros. Así, Productors Audiovisuals Federats (PROA) y otras entidades, como Guionistes Associats de Catalunya (GAC) y la Associació d’Actors i Directors Professionals de Catalunya (AADPC), han presentado este viernes un plan de choque para evitar ‘el fin’ de la tele autonómica y del sector en general, en el que trabajan entre 12.000 y 15.000 personas”.

Este artículo pone énfasis en las dificultades que suponer para TV3 el conflicto del IVA, y como podría perjudicar al sector audiovisual catalán. Así explica la redactora de El Periódico lo que podría provocar en la cadena de la Generalitat:

“Como consecuencia de un nuevo criterio de aplicación del IVA por parte del Ministerio de Hacienda, TVC deberá afrontar el pago de 167 millones de euros por la devolución del impuesto de la subvención de la Generalitat entre el 2015 y el 2017. Así las cosas, la tele ya ha advertido que prescindirá de programas de producción externa en los próximos meses”.

El problema es que en la pieza no se informa al lector que el problema del IVA no solo afecta a TV-3, sino a todas las televisiones autonómicas y a diversas instituciones culturales, por lo que tras la lectura de la información se puede tener la sensación que es un ‘ataque’ del Gobierno del PP a esta cadena catalana o una ‘represalia’, tanto por el tono del titular (“Montoro ahoga a los ‘polacos'”) como porque se recogen declaraciones como esta:

“En una concurrida rueda de prensa, Raimon Masllorens, presidente de PROA [Productores Audiovisuales Federados], ha reconocido que la situación que está viviendo TV-3 ‘es muy grave’, porque aunque la tele autonómica no ha sido intervenida directamente en virtud de la aplicación del artículo 155, sí que está sufriendo ‘un acoso muy importante’. 

Para poder encontrar la información sobre que este cambio de criterio del IVA no solo afecta a TV-3, y por lo tanto no es un ‘ataque’ a la televisión catalana, hay que clicar en un enlace de la noticia, en la frase “el pago de 167 millones“, y en el último párrafo de esta pieza enlazada sí se encuentra este dato. En la edición en papel, que es leída diariamente por una media de 457.000 catalanes según la 3ª oleada del EGM de 2017, ni siquiera hay esa posiblidad de ‘clicar’ para buscar esta información.

El conflicto por el IVA que Hacienda reclama a las televisiones autonómicas comenzó en 2013, cuando este ministerio cambió la interpretación de la ley de Hacienda siguiendo la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Y no solo afecta a las cadenas, también a museos y a otras instituciones culturales.

El cambio radica en que Hacienda considera que las aportaciones públicas tienen una finalidad comercial, ya sea por la venta de las entradas o por la venta de espacios publicitarios en las televisiones y radios. Al haber actividad comercial, las autoridades fiscales rechazan que se pueda deducir el porcentaje correspondiente que representa el impuesto sobre el valor añadido.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo