V.E.R.D.E (Viva El Rey De España)

La semana pasada se perpetró un atropello más de los muchos que venimos sufriendo los constitucionalistas en todo aquello que tiene que ver con nuestros valores y referentes. El Ayuntamiento de Mataró, gobernado desde el pasado noviembre por el PSC en solitario después de que los cinco concejales de CiU abandonaran el Gobierno Municipal, procedió a cambiar las placas de la Ronda de Alfonso XII por Ronda de la República.

Resulta insultante que cuando hay una lista de más de 300 propuestas de nombres para las calles y plazas de Mataró, cuando algunas de ellas llevan más de 15 años esperando que se les asigne un espacio en la Vía Pública, no se haya sido capaz de encontrar una ubicación para nombres como los de Adolfo Suárez, Salvador Dalí, o la Plaza de las Víctimas del Terrorismo o quizás el caso más sangrante, el del Beat Dr. Samsó, párroco de la Basílica de Santa María de Mataró, asesinado en los primeros días de la Guerra Civil, beatificado en su propia Basílica en un acto multitudinario al que asistieron entre otros el presidente de la Generalitat del momento, José Montilla, y el vicepresidente Josep Lluís Carod Rovira, cuya calle pasó de una plaza enjardinada al lado de donde lo asesinaron a un callejón de entrada al cementerio municipal, y ello por petición de la sección local de ERC el mandato pasado en el que no tenían siquiera representación municipal, y a día de hoy, todavía sin identificar el callejón que recibe su nombre.

El alcalde de Mataró, ciudad donde los partidos constitucionalistas obtuvieron una amplia mayoría el pasado 21 de Diciembre con una participación histórica, cedía a las presiones de los independentistas y a su empeño por hacer desaparecer cualquier vestigio de las Instituciones españolas de nuestro espacio público. La excusa de que antes de 1939 la Ronda recibió el nombre de República no es de recibo, a finales del siglo XIX la Ronda ya tenía el nombre del Monarca, tal y como refleja un plano de 1878 a tamaño natural que se puede contemplar en el propio Ajuntament de Mataró.

Lo novedoso no es esta nueva tergiversación de la historia, tergiversación que hemos sufrido en Mataró y en toda Catalunya desde ya hace décadas, lo peor es que se haga con el beneplácito de un Gobierno del PSC que como siempre dan una de cal y otra de arena, no cedieron espacios para el 1-O probablemente por que sabían que no era necesario ya que se utilizarían los de la Generalitat y que ahora hace esta concesión a los independentistas quizá para que sigan dándoles su apoyo desde fuera del gobierno municipal.

Pero siempre es bueno ver la parte positiva de las cosas, que en este caso es que cada día menos “mataronins” estamos dispuestos a aceptar el trágala independentista, hace unas semanas los concejales de CiU amenazaban con proponer el cambio de nombre de Plaza de España por el de Plaça de l’1 d’Octubre e inmediatamente una recogida de firmas en Change.org se ponía en marcha recopilando más de 5000 rúbricas en contra de ese cambio de nombre.

Dentro de la tensa y difícil situación vivida en los últimos meses en Catalunya habrá que quedarse con la reacción de los que estamos hartos del supremacismo moral independentista y también de la tibieza de un PSC que en muchas de las tropelías de los secesionistas ha sido el socio colaborador necesario o quizás rememorando la divertida película “El Pagafantas” del Procés.

José Manuel López González
Regidor Portavoz Grupo Municipal PPC Mataró

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo