Los apoyos del 1-O

Lleida, 26 de julio de 2017. Teatro Principal. A las ocho de la tarde, Joan Tardà y Arnaldo Otegi participan en un acto organizado por la ANC bajo el título “Catalunya & Euskadi: Dos països, un objectiu”. Frente a un público entregado, desgranan la consabida retahíla de mantras sectarios mientras contestan a las amables preguntas de la aun más entregada periodista y moderadora.

 

Comienzan fuertes. La presentadora advierte que “habrá diálogo. Diálogo con mayúsculas, entre dos hombres libres que ejercerán un derecho fundamental en cualquier democracia: el derecho a la libertad de expresión.” A partir de aquí, lo de siempre. Otegi diciendo que el PP “jamás va a perdonarle que haya hecho desaparecer de la ecuación política vasca la violencia armada. Y ellos (el PP) con la violencia armada hacían negocio político, económico y electoral. Y no nos van a perdonar nunca porque ellos sencillamente no tienen agenda, ni democrática ni agenda para la paz.” Ovación. A continuación, las acusaciones habituales: Tardà soltando que algunos añoran y que les iría muy bien que en Euskadi volviera la violencia, y que les iría muy bien que en Cataluña hubiera una brizna de violencia. “Pero se tendrán que joder. Porque en nuestra casa hacemos las cosas a la catalana. Cívicamente y pacíficamente.”

 

Pregunta obligada según la moderadora ¿Habrá referéndum vinculante el 1 de octubre?Respuestas sin titubeos por parte de los dos: Sí.

Y luego, casi dos horas del victimismo de siempre: que si “no es posible la democratización del Estado español”, que si la comunidad internacional, La Haya. Déjenme que les ahorre el resto: sólo les diré que de las advertencias de los letrados del Parlament, del CGE, del TC y de la Comisión de Venecia no hubo ni una sola mención.

 

San Sebastián, 12 de agosto de 2017.

Manifestación convocada por EH Bildu en apoyo al secesionismo catalán. Presencia de la CUP y del Sindicato Andaluz de Trabajadores y repetición de los dogmas comunes del separatismo, con los que ya solo consiguen engañar a los más convencidos.

 

En breve sabremos qué es lo que va a haber el 1 de octubre. Desde luego no será cómo lo van vendiendo, un referéndum vinculante. No se cumplen ni se cumplirán las condiciones para que eso sea una realidad, sin censo, sin garantías de limpieza en su ejecución, sin equilibrio de difusión de las diferentes opciones, sin respeto a la legalidad, sin apoyo internacional, sin nada de nada. Mientras, muchas mentiras, mucha fanfarronería, muchas promesas incumplidas y muchas amenazas de las CUP de dejar caer al gobierno de Junts pel Sí si no cumplen… Pero a fecha de hoy, nada firmado ni nada convocado. Porque aquí mucha ostentación de “por la patria lo que haga falta” pero eso sí: el patrimonio que no nos lo toquen, que pringuen otros.

 

Y al final, lo que de verdad quita el sueño no es lo que pasará el 1 de octubre. Debe preocuparnos y mucho lo que pasará el 2. Y el 3. Y el 10 de noviembre. Y el 14 de diciembre. Y en los meses y años siguientes. Porque habrá que lidiar con una tremenda frustración generada por un grupo de políticos y medios de comunicación absolutamente irresponsables que han dado alas a ideas irrealizables bajo el paraguas de la palabra ‘Democracia’.

 

Y no se engañen: la culpa y la frustración que han generado los que han incumplido sus promesas tendremos que ser capaz de canalizarla y gestionarla quienes hemos avisado una y mil veces de la farsa del ‘procés’. Se necesitará mucha firmeza y convicción, mucha pedagogía y mucho tiempo para abrir una nueva etapa que ponga fin un proyecto excluyente que lleva décadas campando a sus anchas con la complicidad de partidos políticos, medios de comunicación y opinadores.

 

Vayan preparándose… porque vendrán días muy revueltos.


Puedes colaborar con elCatalán.es para que siga con su labor de defender la Cataluña real, la Cataluña que quiere formar parte de una España democrática, participando en la campaña de crowdfunding, aquí tienes los detalles. O comprando el libro ‘La Cataluña que queremos’. Aquí, más información.

 

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo